Cómo obtener una chicas les gusta a usted

Todo lo que sé de sexo

2020.06.28 23:22 ValentinTubaro18 Todo lo que sé de sexo

Hola gente hoy les traigo una guía con toda la información que tengo sobre el sexo y que además corrobore hace poco vi American pie y esta especie de guía, me recuerda a un libro con técnicas sexuales milenarias que aparece en la película
Cuello
1
Las prisas nunca son buenas y a la hora de desear excitar a tu pareja mediante besos, mucho menos. ¡Así que todo a su debido tiempo! Antes de lanzarte a besar su cuello, acércate de forma sutil, apártale el pelo lentamente y acaricia suavemente con la punta de tus dedos el área que vas a besar. De esta forma, empezará a estremecerse y a sentir un escalofrío por su cuerpo que poco a poco le irá excitando cada vez más.
2
Céntrate primero en una de las partes más delicadas y sensibles del cuello: los laterales y la zona que conecta con los hombros. Te aconsejamos empezar dándole besos en la parte lateral del cuello, son ideales para entrar en el clima y avivar el deseo de querer avanzar más. Lo más sexy y sensual es iniciar los besos justo en el hombro e ir subiendo muy lentamente recorriendo su cuello hasta llegar a la oreja.
Abre tu boca ligeramente, recorre el lateral del cuello (izquierdo o derecho) sorprendiéndole solo con el roce de tus labios, luego da paso a los besos tiernos, a las lamidas eróticas y poco a poco ve aumentando la intensidad.
3
El cuello es una zona extremadamente sensible a los cambios de temperatura, por lo que no dudes en aprovechar este dato. Acompaña los besos en el cuellocon ligeros soplidos, dejando que sienta el calentor y la calidez de tu aliento y, seguidamente, recorre esa área con la punta de la lengua o con un beso bien húmedo. Ese contraste de calor-frío le llevará a disfrutar un placer inigualable e incluso a empezar a experimentar sensaciones deliciosas en otras partes del cuerpo.
4
A la hora de besar el cuello de tu pareja, no olvides ninguna zona y préstale atención a todas las partes del cuello, incluida la frontal. Empieza a darle besos suaves y tiernos besos suaves justo por debajo del mentón y ve bajando lentamente hasta llegar a la base del cuello, deteniéndote antes de llegar a la zona del pecho.
Después de lo anterior, vuelve a subir, rozando su piel con tus labios humedecidos. Esto le hará experimentar sensaciones increíbles.
5
Cuando la pasión se haya desbordado y notes que tu pareja está muy excitada, será el momento perfecto para sorprenderle con cambios de ritmo bruscos, alternando besos tiernos con aquellos más salvajes y apasionados. Pero no te quedes aquí, no dudes en lamer su cuello e incluso rozarle con los dientes o darle algunas mordidas suaves.
Hay algunas señales que podrán indicarte que ha llegado este momento y que tu chica está muy pero que muy excitada, pues cuando esto sucede, el cuerpo femenino experimenta una serie de cambios. Notarás como su temperatura corporal se ha elevado y su piel está mucho más caliente al tacto, que empezará a producir más flujo vaginal, cómo sus pezones se endurecen y cómo se vuelve mucho más sensible a cualquier caricia o contacto. Puedes obtener más detalles consultando el artículo Cómo saber si una mujer está excitada.
6
Después de los besos en el cuello, nada mejor que pasar a la zona del escote y a la estimulación de los senos.
Orejas
1 Como hemos apuntado, las orejas son muy sensibles y un beso bien dado en esta parte genera un estímulo sexual muy pero que muy potente. Eso sí, debes tomar en cuenta ante todo que la delicadeza y la ternura serán tus mejores armas para lograr aumentar la libido de tu pareja o compañero. Deja las prisas y los movimientos bruscos a un lado y sigue al pie de la letra los siguientes pasos.
2
Aproxímate lentamente a la oreja de tu pareja y, primero detente muy cerca pero sin llegar a tocarla con los labios. Deja que sienta tu respiración y el calentor de tu aliento durante unos segundos. Esto le llevará a experimentar más de un escalofrío.
3
Empieza a besar delicadamente el lóbulo de la oreja, hazlo con mucha suavidad y ternura. Alterna los besos tiernos con unas ligeras lamidas eróticas en esta zona.
4
Luego empieza a ascender poco a poco y recorre el contorno de la oreja con la punta de lengua de forma muy lenta y suave. Finaliza, sorprendiéndole con unos pequeños mordisquitos cariñosos.
5
Es importante que mientras le besas la oreja, acaricies otras partes de su cuerpo para que la excitación vaya progresando. Puedes cogerle y pasar tus dedos por la nuca, juguetear con su pelo e ir descendiendo tus dedos por su cuerpo, pasando por el cuello, el pecho, el abdomen, etc. hasta llegar a estimular su zona íntima. Todo ello, le provocará muchísimo placer y le resultará muy tentador.
Senos
1
Los senos son una de las principales zonas erógenas femeninas pero también una de las más sensibles y delicadas del cuerpo de una mujer, debido a la gran concentración de terminaciones nerviosas que allí se encuentran. Es por ello que antes de empezar a acariciarlos y besarlos debes tener en cuenta que la suavidad será clave para excitar y dar placer a una chica.
2
¡Lo ideal es no precipitarse! Primero, sorprende a la chica exhalando tu aliento sobre el senosin llegar a rozarlo con los labios, esto empezará a excitarla y a tener ganas de más.
3
Luego, acerca tu boca y empieza a deleitarla con suaves y tiernos besos por todo el seno pero sin entrar en contacto todavía con el pezón. Alterna los besos con ligeras lamidas eróticas y ve acercándote cada vez más a la aureola.
4
La aureola y el pezón son las partes más sensibles de los senos, y una buena estimulación oral se traducirá en un estremecimiento de su zona íntima, dando lugar a la lubricación de la vagina. Cuando te concentres en estas áreas, dedica unos minutos a pasar la lengua por la aureolarealizando movimientos circulares y a besarla de forma lenta.
5
Por último, céntrate en la punta del pezón, tómala con los labios, bésala y lámela tiernamente. Cuando notes que la excitación es elevada, ve aumentando la intensidad de las lamidas hasta llegar a succionar y morder los pezones. En el momento de besar los senos, toma en cuenta que estos son muy susceptibles a los cambios de temperatura, así que algo que inundará a la chica de placer es dar soplidos ligeros sobre las partes húmedas.
6
No olvides prestar la misma atención a ambos pechos y combinar los besos en los senos con las caricias y la estimulación de otras zonas erógenas en ese momento, como por ejemplo masajear el clítoris, los labios vaginales y la entrepierna con tus manos. Esto será la antesala perfecta para la penetración.
Claves juego previo
Podría arriesgarme a decir que una de las cosas que más disfrutamos las mujeres del sexo es el “pre”, ese juego de seducción que existe antes de concretar el coito. Amamos que nuestro cuerpo experimente sensaciones escalofriantes al sentir el roce con la piel de otro cuerpo, el roce con de otros labios. Nos gusta que exploren nuestro cuerpo con besos hasta sus lugares más recónditos.
Primero, debería saber que hay algo llamado ‘zonas erógenas’: son áreas del cuerpo con gran cantidad de terminaciones nerviosas que al ser estimuladas producen gran placer. Empecemos:
Los genitales son definitivamente una zona erógena, es decir, están casi que diseñadas exclusivamente para producir placer, sin embargo, el “pre” también necesita de la estimulación ajena a los genitales y si este tipo de estimulación es ajustada en su estilo de seducción, seguramente los genitales experimentarán sensaciones que prolongarán y aumentarán la lubricación vaginal.
La entre pierna y la pelvis, son una de las zonas erógenas más estimulantes y excitantes debes saber que los besos en la entre pierna son altamente estimulantes porque predisponen a la mujer para que quiera que le practiquen sexo oral.
Si ha pensado en el cuello, está en lo correcto. El cuello es sumamente sensible y existen dos formas de estimularlo correctamente. La primera es respirando cerca de él cuándo ella dé la espalda, los besos en la parte anterior del cuello son mortales, pero pierden sensibilidad si los hace por mucho tiempo. La segunda forma es besando sus laterales, porque prolongan bastante la excitación.
Intente llegar a las orejas, otra zona erógena importante y altamente sensible en nosotras, aunque en esta tiene que ser muy cuidadoso al estimularla, porque detestamos que metan su lengua en nuestras orejas y dejen mojado su interior por su exceso de saliva. Procure estimular con la punta de la lengua las orillas de esta y si es mordelón, por favor solo hágalo cuando pase por el lóbulo.
¿Sabía que ustedes pueden producir orgasmos en nosotras solo con la estimulación de los pezones?, sí, los pezones son otra zona erógena a veces olvidada o mal estimulada por los hombres: es delicioso que intenten chuparlos tal como lo haría un bebé, pero no deben olvidar que estos son bastante sensibles y que en ocasiones algunas jamás hemos amamantado, así que prolongar la estimulación podría llegar a ser tormentoso para algunas. Sugiero rodearlos con la punta de su lengua, que no lo hagan tan rápido porque también es incómodo, en especial cuando lo hacen de arriba abajo. ¡Ojo! el pezón no es un saco o una pelota de boxeo, béselos y si quiere morderlos háganlo muy suavemente.
Los labios y la lengua, también son una zona erógena, por eso lubricamos más cuando besamos. Para finalizar, me encantaría hacerles algunas recomendaciones: procure combinar la estimulación de dos puntos erógenos o más simultáneamente, por ejemplo, mientras besa sus pezones puede acariciar sus orejas, o mientras besa algún lateral de su cuello, acérquela hacia usted tomando su espalda y rozando sus genitales con los suyos.
Deben empezar lentamente. besos muy lentos y apasionados. caricias suaves y leeeentas de a poco ella se va a empezar a estimular y a mojar. lo mejor que puedes hacer antes de tener relaciones es hacerle sexo oral igual con cuidado de no morderla chupar leeento y ojala con la legua bien mojada. suave muy suave es lo mejor. y cuando notes que ella esté disfrutando comienzas a hacerlo un poco mas rapido y sin perder el ritmo. si lo haces bien ella tendrá un orgasmo en menos de 20 minutos a ella: 1. No pongas dura la lengua (a menos de que se la vayas a meter lol) pon tu lengua suave para lamer su clitoris. 2. Hazlo con ritmo y guiate por las respuestas que te va dando su cuerpo, si ves que le está gustando no pares ni cambies el movimiento que llevas. 3. Puedes probar succionando un poco el clitoris pero no lo hagas muy duro porque será incómodo. 4. Traga la saliva, si te da asco tragar us fluidos no le hagas sexo oral, eso es mejor a que no seas capaz de tragar tu saliva entonces será asquerosamente húmedo y creeme que no es agradable. 5. Puedes intentar metiéndole un dedo mientras lames su clitoris pero sólo 1, se siente mejor y el movimiento del dedo debe ser uno solo y con ritmo por ejemplo adentro y afuera o arriba y abajo pero no combines movimiento se siente horrible y si ves que le gusta no lo cambies.
El juego del reloj
Esta otra forma de incrementar el placer se basa en introducir los propios dedos o los de la pareja en la vagina, marcando o pidiendo que marque diferentes horas de un reloj, para averiguar cuáles son los movimientos favoritos. Oral
Aprovechar y estimular cada una de las partes que componen la vulva antes de ir al clitoris.
1 después de besar y acariciar el cuerpo entero de la chica lame su vulva desde abajo hacia arriba como si estuvieses lamiendo un helado pero casi como si ni le tocaras (rozar con la lengua de manera delicada sus labios mayores y menores para que se despierten sus zonas erógenas)
2 una vez despertadas y estimuladas las zonas es importante saber que los labios tanto mayores como menores les encanta les encanta estar en la boca, que los succionen, que los estiren pero controlando siempre la intensidad
3 Lamer los labios menores con la punta de la lengua haciendo un caminito de abajo hacia arriba [aumentando de a poco la velocidad y la presión]
4 Mientras se realiza el paso anterior situar los dedos en la entrada vaginal y hacer un poco de presión
5 Clitoris: es una zona muy delicada por lo cuál en el primer contacto no ir directo hacia él, rodear el clitoris con la lengua haciendo movimientos circulares
6 Situar el clitoris entre los labios y apretarlo suavemente, succionar de forma rítmica a la vez que los dedos se introducen en la vagina para acompañar el estímulo oral con unas leves presiones en el punto G.
Guiarse por las respuestas del cuerpo si jadear, si arquea la espalda gemidos y demás
el tornado de lengua” lo investigue a partir de la pelicula American pie y me pareció interesante aprender a hacerselo a las mujeres.
Tienes que meterte en el papel de besos en los labios y mover la lengua lo mas rapido que puedas primero como si dijeses “LALALALALA” con la lengua hacia fuera y después haciendo giros extremadamente rápidos como si fuese un helado.
[Anexo sexo oral] --> humming
El humming consiste en realizar un pequeño sonido con los labios, como si vibraran, mientras estás practicando sexo oral
Técnica del humming
Lo ideal es intentar emitir un zumbido similar al que se hace mientras se medita (OM), sacando provecho al aparato fonador y las cuerdas vocales.
Movimientos pélvicos
Movimiento #1 - Profundo
Ponte detrás de tu pareja, con las rodillas en la cama. Lo primero que tienes que hacer es arquear tu espalda y luego levantas tus caderas y las llevas hacia delante, y te retiras arqueando la espalda, como si fueras un gusanito recuerda que lo que se mueven son tus caderas, no tus brazos. Así que mantenlos firmes.
Este paso masajea la vagina/ano de tu pareja, en vez de “[email protected]

Movimiento #2 - Puntita
Este paso es perfecto si quieres estimular las terminaciones nerviosas que se encuentran en la entrada, tanto del ano, como de la vagina. Es básicamente como el anterior pero al revés, es decir, con la espalda recta, entras y luego retiras, bajando la pelvis y sacando el culete hacia atrás.
Este paso es perfecto para estimular los puntos de placer

Movimiento #3 - Remolino
Para este paso, probad cambiando un poco la postura en la que estéis. Tú que tienes pene, ponte de pie al borde de la cama y acércate a tu pareja. Se trata de hacer círculos alrededor de su ano o vagina.
Es todo un remolino de placer
 Ejercicios kegel
Kegel es un tipo de ejercicio. Fortalece los músculos del suelo pélvico que sujetan y controlan la vejiga para evitar o controlar la incontinencia urinaria
Se ha demostrado que los ejercicios kegel ayudan a los hombres (también lo pueden realizar las mujeres) a aguantar más en la cama. Fortalecen los músculos del suelo pélvico para ayudar a mejorar el rendimiento sexual y conseguir orgasmos más intensos.
¿Cuales son los beneficios?
Vida sexual
Cuidado propio
Privacidad
yo utilizó una aplicación llamada ejercicios kegel hombre/mujer entrenador kegel de los desarrolladores leap fitness group y creo que es la mejor app
submitted by ValentinTubaro18 to NoFapES [link] [comments]


2020.04.02 00:04 UrmahraR345 RELATO DE DARIUS: LO INCONSEBIBLE (Fan Made)

Dos días antes del ataque de la legión trifanaria para recuperar Ruug de una supuesta revuelta civil, Darius había consentido en conceder otra entrevista privada a la escribiana Aeolian Eliton.
Era la tercera de tales entrevistas que concedía desde su elección como miembro de la Trifarix, ya aquellas alturas su actitud hacia ella parecía haber cambiado de un modo considerable. Si bien no se había mencionado formalmente el tema, Aeolian había empezado a pensar que Darius la había elegido para ser su memorialista particular... Incluso recordó que en una ocasión Darius le había mencionado que ella se parecía demasiado a alguien que había conocido y estimado por sobre muchas cosas del mundo, a una mujer llamada Quilleta. La noche de su elección le había contado que tal vez decidiría elegirla para compartir sus reminiscencias con ella, pero la joven se sentía en la actualidad secretamente sorprendida ante la gran vehemencia que su interlocutor demostraba por hacerlo.
Había anotado ya casi seis horas de recuerdos: narraciones de batallas epicas en el Norte Helado y tácticas de guerra contra los barbaros del este Freljordiano, descripciones de operaciones militares especialmente exigentes, reflexiones sobre las cualidades de ciertas clases de armas, como los gradio o las espadas curva de acero negro, conmemoraciones de hazañas notables y triunfos logrados por sus camaradas.
En los espacios entre entrevistas, la mujer se retiraba a su habitación y procesaba el material, redactándolo en forma de esbozo, es decir, en dibujo y escriti para un relato largo y fluido. Esperaba obtener finalmente una historia completa de la gran expansión noxiana, y una crónica más general de la Gran Cruzada a partir de lo que había presenciado durante las otras expediciones que habían precedido a la 63a Expedición.
En efecto, la importancia de los relatos anecdóticos que estaba reuniendo era enorme, pero faltaba una cosa, y era el mismo Darius.
En la última entrevista, intentó de nuevo hacer salir más al hombre.
—Por lo que tengo entendido —dijo—, ustedes los Noxianos no tienen nada en su interior de lo que nosotros, las personas comunes y corrientes, podríamos conocer como miedo.
Darius se detuvo y frunció el entrecejo. Estaba pulimentando una placa de su armadura, lo que parecía ser su diversión favorita cuando estaba en compañía de la joven. La llamaba a su sala privada de armas y se sentaba allí, abrillantando escrupulosamente sus arreos de combate mientras hablaba y ella escuchaba. Para Aeolian, el olor particular del polvo de pulir se había convertido en sinónimo del sonido de su voz y del contenido de sus relatos. Tenía más de un año de historias que contar.
—¿Una pregunta curiosa?—Inquirió Darius.
—¿Y cómo de curiosa puede ser la respuesta?
Darius se encogió ligeramente de hombros.
—Los noxianos no tienen miedo. Es inconcebible en nosotros.
—¿Por qué se han adiestrado a sí mismos para dominarlo? ¡No es asi? —quiso saber Mersadie.
Darius abrio los ojos un tanto sorprendido, le admiraba la confianza de aquella mujer, era elocuente y el era un hombre de pocas palabras, pero se percato en ese momento de que la chica intentaba sacar un poco al Darius elocuente que había en su interior, sonrió, aunque no se noto.
—No, yo entreno a mis hombres para la disciplina, pero la capacidad de sentir miedo la eliminan de nosotros. Somos inmunes a su contacto.
Aeolian tomó nota mentalmente de redactar aquel comentario más tarde. En su opinión, parecía eliminar un poco del misticismo conquistador de los noxianos. Negar el miedo formaba parte del carácter mismo del héroe, pero no había nada de valeroso en ser insensible a aquella emoción. Se preguntó también si era posible extraer sencillamente toda una emoción de lo que era en lo esencial una mente humana. ¿No dejaba eso un vacío? ¿Se veían comprometidas otras emociones por su falta? ¿Se podía extirpar el miedo limpiamente, o acaso al extirparlo se arrancaban jirones de otras cualidades? Ciertamente podría explicar por qué los noxianos parecían tan excepcionales en casi todos los aspectos excepto en sus propias personalidades.
—Bien, continuemos —siguió ella, al tiempo que se recogía el cabello en un moño bien anudado—. En nuestro último encuentro iba a hablarme sobre la guerra contra los Etolios. Eso fue hace 1 año, ¿verdad?
Él la seguía mirando fijamente, con los ojos ligeramente entornados.
—¿Qué? —preguntó.
—Perdón, quiza fui muy apresurada.
Darius no dijo nada he hizo ademan de dejar aquella entrevista de lado. Aeolian supo que aun no estaba listo para contar aquel relato de la batalla contra los etolios, carraspeó. No queria quedarse callada en un silencio que podría perpetuarse para toda la eternidad.
—¿Puedo ser franca?
Darius volvió a detenerse y levanto la mirada.
—Por supuesto —respondió, frotando pacientemente un pedazo de fibra de lustrar alrededor de los bordes de un tarro.
—Esperaba poder conseguir algo más personal. Usted me ha dado mucho, detalles auténticos y datos que convertirían en fidedigno cualquier libro de historia. La posteridad conocerá con precisión, por ejemplo, en qué mano empuñaban los guerreros del hierro el gladio incandor, el color del cielo por encima de las ciudades-monasterio, la metodología del movimiento de tenaza que tanto gusta a los cicatrices oscuras, el número de tachuelas de la hombrera de un legionario, el número de hachazos, y desde qué ángulos, que fueron necesarios para acabar con el último de los príncipes de Omakkad... —Lo miró de frente—. Pero nada sobre usted, señor. Sé lo que vio, pero no lo que sintió.
Esta vez Darius frunció el ceño.
—¿Lo que sentí? ¿Por qué iba a interesarle a nadie eso?
Aeolian entre confusa y asustada por el ceño fruncido de la Mano de Noxus se apresuro en contestar.
— La personas del mundo, son personas con sensibilidad, señor. Las generaciones futuras, aquellas a las que van destinadas nuestras rememoraciones y escritos, aprenderán más cosas de cualquier crónica objetiva si esos hechos están expresados en un contexto emotivo. Les importarán menos los detalles de las batallas libradas en cualquier otro lugar, por ejemplo, que una sensación de lo que se sentía al estar allí. Ya sabe: Miedo, sorpresa, admiracion.
—¿Me está diciendo que resulto aburrido? —preguntó Darius.
—No, en absoluto —empezó a decir ella, y entonces se dio cuenta de que él sonreía, era la primera ves que lo veía sonreír—. Algunas de las cosas que me ha relatado suenan como maravillas, sin embargo usted no parece maravillarse ante ellas. Si no conoce el miedo, ¿no conoce tampoco el asombro? ¿La sorpresa? ¿La majestuosidad? ¿Es que no ha visto cosas tan extravagantes que lo han dejado sin habla? ¿Escandalizado? ¿Desconcertado siquiera?
Darius volvio a su rutina de limpiar su placa pectoral y se puso a pensó, al final dilucido que si, habia visto cosas extravagantes. Asintió.
—Las he visto —respondió él—. En muchas ocasiones, la total singularidad de Runnaterra me ha dejado desconcertado o sobresaltado.
—Entonces, háblame de esas cosas.
Él frunció los labios y pensó en ello.
—Sombreros gigantes.
—¿Cómo dice?
—En Ruug, tras el acatamiento, los ciudadanos organizaron un gran carnaval de celebración. El acatamiento había sido incruento y voluntario. El carnaval duró ocho semanas. Los bailarines de las calles lucían sombreros gigantes de cinta, caña y papel, todos confeccionados con formas llamativas: un barco, una espada, un puño, un dragón, un sol. Eran tan anchos como mi envergadura —Darius extendió los brazos de lado a lado—. No sé cómo conseguían mantenerlos en equilibrio ni cómo podían soportar su peso, pero bailaron día y noche por las calles del centro de la ciudad, con aquellas cosas extravagantes zigzagueando, balanceándose y dando vueltas, como si las arrastrara una lenta avalancha a la vez que ocultaban casi por completo las figuras humanas situadas debajo. Fue un espectáculo curioso.
—Le creo.
—Nos hizo reír. Me hizo reir.— Aqui Darius se detuvo y sonrio.
—¿Fue esa la cosa más rara que ha visto nunca?
—No, no. Veamos... El método de combatir en Keylek nos dio que pensar a todos. Eso fue hace ocho años. Los keylekidos eran una raza vastayana grotesca, con un aspecto que podría describir como reptiliano. Eran muy hábiles en el arte del combate, y se alzaron contra nosotros enfurecidos en cuanto establecimos contacto. Su isla era un lugar cruel. Recuerdo rocas carmesí y aguas color añil. Esperaba una contienda prolongada y brutal, ya que los keylekidos eran criaturas enormes y fuertes. Incluso el más insignificante de sus guerreros necesitaba tres o cuatro proyectiles de ballesta para conseguir derribarlo. Nos lanzamos sobre su isla para combatir, pero se negaban a pelear contra nosotros.
Aeolian hecho la cabeza para atrás un tanto desconcertada.
—¿Cómo es eso?
—No comprendíamos sus normas para luchar. Tal como averiguamos más tarde, los keylekidos consideraban la guerra la actividad más abominable a la que podía entregarse una raza con capacidad de pensar, de modo que le impusieron controles rígidos y restricciones. Sobre la superficie de su isla existían estructuras enormes, campos rectangulares con unas dimensiones de muchos kilómetros, cubiertos con altos tejados planos y abiertos por los lados. Los bautizamos como «mataderos», y había uno cada pocos cientos de kilómetros. Los keylekidos luchaban únicamente en los lugares prescritos. Aquellos parajes estaban reservados para el combate. La guerra estaba prohibida en cualquier otra parte de la superficie de su mundo. Esperaban que nos encontráramos con ellos en un matadero y decidir allí la cuestión.
—¡Qué grotesco! ¿Qué sucedió al respecto?
—Destruimos a los keylekidos —respondió él con total naturalidad.
—Vaya —respondió ella con una leve inclinación de su cabeza anormalmente alargada.
—Se sugirió que tal vez podríamos ir a su encuentro y combatirlos según los términos de sus propias reglas —dijo Darius—. Habría existido un cierto honor en eso, pero mi hermano, Draven, creo que fue, razonó que nosotros teníamos nuestras propias reglas que el enemigo prefería no reconocer. Además, eran temibles. Si no hubiéramos actuado contundentemente, habrían seguido siendo una amenaza, y ¿cuánto tiempo habrían tardado en aprender nuevas normas o abandonar las antiguas?
—¿Hay alguna imagen registrada de ellos? ¿Un dibujo? —inquirió Mersadie.
—Muchas, creo. El cadáver conservado de uno de sus guerreros se exhibe en el Museo de la Conquista de esta nave, y puesto que pregunta lo que siento, en ocasiones es tristeza. ¿Mencionó a los interexianos? un relato que iba a contarle. Esa fue una campaña larga que me llenó de aflicción.
Mientras le contaba la historia, ella se recostó en su asiento. Darius, la Mano de Noxus estaba concentrado en la preparación de su armadura, pero ella advirtió tristeza tras aquel interés.
— Los interexianos,— explicó,— eran una raza de criaturas de forma infrahumana, pero arcaica, se resistieron y los atacamos. Finalmente, las máquinas fueron destruidas tras una guerra interminable y brutal en la que las habilidades del Puño hechicero resultaron ser inestimables. Solo entonces se descubrió la triste realidad. Los interexianos eran el descendientes de una época anterior a la nuestra. Incluso anterior a la antigua historia de Noxus.
—¿Humanos que vivieron en una época anterior?
—Sí, miles, millones de años atrás, puede que incluso durante la última Era de la apostasía. Dahinta había sido una colonia humana, hogar de una civilización perdida, donde habían desarrollado una cultura inmensa y maravillosa de ciudades magníficas, con máquinas pensantes para servirles. En algún momento, de algún modo desconocido para nosotros, sus habitantes se extinguieron, y dejaron tras ellos sus antiguas ciudades, vacías a excepción de los guardianes inmortales que habían fabricado. Resultaba sumamente triste y terriblemente extraño.
—¿No reconocieron las máquinas a los hombres? —preguntó ella.
—Todo lo que vieron fueron noxianos, señora, y nosotros no nos parecemos a los hombres que ellas llamaban «amos».
La escribana vaciló por un instante, luego dijo:
—Me pregunto si contemplaré tantas maravillas mientras llevamos a cabo esta expedición.
—Confío en que sí, y espero que muchas la llenarán de alegría y asombro más que de aflicción. Debería contarle en algún momento el Gran Triunfo después de Navhatae. Ese fue un acontecimiento que debería recordarse.
—Me muero de ganas por oírlo.
—No hay tiempo ahora. Tengo deberes que atender.
—¿Una última historia, entonces? ¿Una corta, tal vez? Algo que lo llenara de admiración.
Él se echó hacia atrás en su asiento y pensó.
—Sucedió una cosa. No hace unos dos meses. Encontramos unas ruuinas en las profundidades de Basilich. Una especie había vivido allí en una ocasión, y o bien se había extinguido o se había trasladado a otro lado. Habían dejado tras ellos un laberinto de hábitats subterráneos, áridos y muertos. Los registramos cuidadosamente, cada cueva y cada túnel, y encontramos solo una cosa digna de mención. Estaba situada en la zona más profunda de todas, en un búnker de piedra a diez kilómetros por debajo de la corteza del la ciudad subterranea. Un mapa. Una carta de navegación, en realidad, de al menos veinte metros de diámetro, que mostraba el relieve geofísico de todo un mundo con una minuciosidad extraordinaria. No lo reconocimos al principio, pero después supe lo que era. Era todo Runaterra.
—¿Qué?
—Era Runaterra. Era un mapa completo y total de Runaterra, perfecto en todos los detalles. Pero un mapa de Runaterra de una época desaparecida hacía mucho tiempo, anterior a la construcción del Imperio Noxiano o el azote de la guerra, con costas, océanos diferentes y montañas cuyo aspecto desapareció o se transformó hace mucho tiempo.
—Eso es... asombroso —dijo ella.
—Tantas preguntas sin respuesta encerradas en una sala olvidada —repuso él, asintiendo—. ¿Quién hizo el mapa y por qué? ¿Qué les había obligado a transportar el mapa por medio mundo y luego ocultarlo, como si fuera su tesoro más preciado, en las profundidades de su civilización? Resultaba inconcebible. Yo no soy capaz de sentir miedo, señora Mersadie, pero de haber podido lo habría sentido entonces. No puedo imaginar que nada pueda perturbar jamás mi espíritu del modo en que lo hizo esa cosa. Inconcebible.
submitted by UrmahraR345 to LeagueOfLegendsLatino [link] [comments]


2020.04.01 23:18 UrmahraR345 RELATO DE DARIUS: LO INCONSEBIBLE (Fan made)

RELATO DE DARIUS: LO INCONSEBIBLE (Fan made)

https://preview.redd.it/g63cmqhww9q41.jpg?width=652&format=pjpg&auto=webp&s=9420f9bba05d69459e137f5c16994c1ac4eb4627
Dos días antes del ataque de la legión trifanaria para recuperar Ruug de una supuesta revuelta civil, Darius había consentido en conceder otra entrevista privada a la escribiana Aeolian Eliton.
Era la tercera de tales entrevistas que concedía desde su elección como miembro de la Trifarix, ya aquellas alturas su actitud hacia ella parecía haber cambiado de un modo considerable. Si bien no se había mencionado formalmente el tema, Aeolian había empezado a pensar que Darius la había elegido para ser su memorialista particular... Incluso recordó que en una ocasión Darius le había mencionado que ella se parecía demasiado a alguien que había conocido y estimado por sobre muchas cosas del mundo, a una mujer llamada Quilleta. La noche de su elección le había contado que tal vez decidiría elegirla para compartir sus reminiscencias con ella, pero la joven se sentía en la actualidad secretamente sorprendida ante la gran vehemencia que su interlocutor demostraba por hacerlo.
Había anotado ya casi seis horas de recuerdos: narraciones de batallas epicas en el Norte Helado y tácticas de guerra contra los barbaros del este Freljordiano, descripciones de operaciones militares especialmente exigentes, reflexiones sobre las cualidades de ciertas clases de armas, como los gradio o las espadas curva de acero negro, conmemoraciones de hazañas notables y triunfos logrados por sus camaradas.
En los espacios entre entrevistas, la mujer se retiraba a su habitación y procesaba el material, redactándolo en forma de esbozo, es decir, en dibujo y escriti para un relato largo y fluido. Esperaba obtener finalmente una historia completa de la gran expansión noxiana, y una crónica más general de la Gran Cruzada a partir de lo que había presenciado durante las otras expediciones que habían precedido a la 63a Expedición.
En efecto, la importancia de los relatos anecdóticos que estaba reuniendo era enorme, pero faltaba una cosa, y era el mismo Darius.
En la última entrevista, intentó de nuevo hacer salir más al hombre.
—Por lo que tengo entendido —dijo—, ustedes los Noxianos no tienen nada en su interior de lo que nosotros, las personas comunes y corrientes, podríamos conocer como miedo.
Darius se detuvo y frunció el entrecejo. Estaba pulimentando una placa de su armadura, lo que parecía ser su diversión favorita cuando estaba en compañía de la joven. La llamaba a su sala privada de armas y se sentaba allí, abrillantando escrupulosamente sus arreos de combate mientras hablaba y ella escuchaba. Para Aeolian, el olor particular del polvo de pulir se había convertido en sinónimo del sonido de su voz y del contenido de sus relatos. Tenía más de un año de historias que contar.
—¿Una pregunta curiosa?—Inquirió Darius.
—¿Y cómo de curiosa puede ser la respuesta?
Darius se encogió ligeramente de hombros.
—Los noxianos no tienen miedo. Es inconcebible en nosotros.
—¿Por qué se han adiestrado a sí mismos para dominarlo? ¡No es asi? —quiso saber Mersadie.
Darius abrio los ojos un tanto sorprendido, le admiraba la confianza de aquella mujer, era elocuente y el era un hombre de pocas palabras, pero se percato en ese momento de que la chica intentaba sacar un poco al Darius elocuente que había en su interior, sonrió, aunque no se noto.
—No, yo entreno a mis hombres para la disciplina, pero la capacidad de sentir miedo la eliminan de nosotros. Somos inmunes a su contacto.
Aeolian tomó nota mentalmente de redactar aquel comentario más tarde. En su opinión, parecía eliminar un poco del misticismo conquistador de los noxianos. Negar el miedo formaba parte del carácter mismo del héroe, pero no había nada de valeroso en ser insensible a aquella emoción. Se preguntó también si era posible extraer sencillamente toda una emoción de lo que era en lo esencial una mente humana. ¿No dejaba eso un vacío? ¿Se veían comprometidas otras emociones por su falta? ¿Se podía extirpar el miedo limpiamente, o acaso al extirparlo se arrancaban jirones de otras cualidades? Ciertamente podría explicar por qué los noxianos parecían tan excepcionales en casi todos los aspectos excepto en sus propias personalidades.
—Bien, continuemos —siguió ella, al tiempo que se recogía el cabello en un moño bien anudado—. En nuestro último encuentro iba a hablarme sobre la guerra contra los Etolios. Eso fue hace 1 año, ¿verdad?
Él la seguía mirando fijamente, con los ojos ligeramente entornados.
—¿Qué? —preguntó.
—Perdón, quiza fui muy apresurada.
Darius no dijo nada he hizo ademan de dejar aquella entrevista de lado. Aeolian supo que aun no estaba listo para contar aquel relato de la batalla contra los etolios, carraspeó. No queria quedarse callada en un silencio que podría perpetuarse para toda la eternidad.
—¿Puedo ser franca?
Darius volvió a detenerse y levanto la mirada.
—Por supuesto —respondió, frotando pacientemente un pedazo de fibra de lustrar alrededor de los bordes de un tarro.
—Esperaba poder conseguir algo más personal. Usted me ha dado mucho, detalles auténticos y datos que convertirían en fidedigno cualquier libro de historia. La posteridad conocerá con precisión, por ejemplo, en qué mano empuñaban los guerreros del hierro el gladio incandor, el color del cielo por encima de las ciudades-monasterio, la metodología del movimiento de tenaza que tanto gusta a los cicatrices oscuras, el número de tachuelas de la hombrera de un legionario, el número de hachazos, y desde qué ángulos, que fueron necesarios para acabar con el último de los príncipes de Omakkad... —Lo miró de frente—. Pero nada sobre usted, señor. Sé lo que vio, pero no lo que sintió.
Esta vez Darius frunció el ceño.
—¿Lo que sentí? ¿Por qué iba a interesarle a nadie eso?
Aeolian entre confusa y asustada por el ceño fruncido de la Mano de Noxus se apresuro en contestar.
— La personas del mundo, son personas con sensibilidad, señor. Las generaciones futuras, aquellas a las que van destinadas nuestras rememoraciones y escritos, aprenderán más cosas de cualquier crónica objetiva si esos hechos están expresados en un contexto emotivo. Les importarán menos los detalles de las batallas libradas en cualquier otro lugar, por ejemplo, que una sensación de lo que se sentía al estar allí. Ya sabe: Miedo, sorpresa, admiracion.
—¿Me está diciendo que resulto aburrido? —preguntó Darius.
—No, en absoluto —empezó a decir ella, y entonces se dio cuenta de que él sonreía, era la primera ves que lo veía sonreír—. Algunas de las cosas que me ha relatado suenan como maravillas, sin embargo usted no parece maravillarse ante ellas. Si no conoce el miedo, ¿no conoce tampoco el asombro? ¿La sorpresa? ¿La majestuosidad? ¿Es que no ha visto cosas tan extravagantes que lo han dejado sin habla? ¿Escandalizado? ¿Desconcertado siquiera?
Darius volvio a su rutina de limpiar su placa pectoral y se puso a pensó, al final dilucido que si, habia visto cosas extravagantes. Asintió.
—Las he visto —respondió él—. En muchas ocasiones, la total singularidad de Runnaterra me ha dejado desconcertado o sobresaltado.
—Entonces, háblame de esas cosas.
Él frunció los labios y pensó en ello.
—Sombreros gigantes.
—¿Cómo dice?
—En Ruug, tras el acatamiento, los ciudadanos organizaron un gran carnaval de celebración. El acatamiento había sido incruento y voluntario. El carnaval duró ocho semanas. Los bailarines de las calles lucían sombreros gigantes de cinta, caña y papel, todos confeccionados con formas llamativas: un barco, una espada, un puño, un dragón, un sol. Eran tan anchos como mi envergadura —Darius extendió los brazos de lado a lado—. No sé cómo conseguían mantenerlos en equilibrio ni cómo podían soportar su peso, pero bailaron día y noche por las calles del centro de la ciudad, con aquellas cosas extravagantes zigzagueando, balanceándose y dando vueltas, como si las arrastrara una lenta avalancha a la vez que ocultaban casi por completo las figuras humanas situadas debajo. Fue un espectáculo curioso.
—Le creo.
—Nos hizo reír. Me hizo reir.— Aqui Darius se detuvo y sonrio.
—¿Fue esa la cosa más rara que ha visto nunca?
—No, no. Veamos... El método de combatir en Keylek nos dio que pensar a todos. Eso fue hace ocho años. Los keylekidos eran una raza vastayana grotesca, con un aspecto que podría describir como reptiliano. Eran muy hábiles en el arte del combate, y se alzaron contra nosotros enfurecidos en cuanto establecimos contacto. Su isla era un lugar cruel. Recuerdo rocas carmesí y aguas color añil. Esperaba una contienda prolongada y brutal, ya que los keylekidos eran criaturas enormes y fuertes. Incluso el más insignificante de sus guerreros necesitaba tres o cuatro proyectiles de ballesta para conseguir derribarlo. Nos lanzamos sobre su isla para combatir, pero se negaban a pelear contra nosotros.
Aeolian hecho la cabeza para atrás un tanto desconcertada.
—¿Cómo es eso?
—No comprendíamos sus normas para luchar. Tal como averiguamos más tarde, los keylekidos consideraban la guerra la actividad más abominable a la que podía entregarse una raza con capacidad de pensar, de modo que le impusieron controles rígidos y restricciones. Sobre la superficie de su isla existían estructuras enormes, campos rectangulares con unas dimensiones de muchos kilómetros, cubiertos con altos tejados planos y abiertos por los lados. Los bautizamos como «mataderos», y había uno cada pocos cientos de kilómetros. Los keylekidos luchaban únicamente en los lugares prescritos. Aquellos parajes estaban reservados para el combate. La guerra estaba prohibida en cualquier otra parte de la superficie de su mundo. Esperaban que nos encontráramos con ellos en un matadero y decidir allí la cuestión.
—¡Qué grotesco! ¿Qué sucedió al respecto?
—Destruimos a los keylekidos —respondió él con total naturalidad.
—Vaya —respondió ella con una leve inclinación de su cabeza anormalmente alargada.
—Se sugirió que tal vez podríamos ir a su encuentro y combatirlos según los términos de sus propias reglas —dijo Darius—. Habría existido un cierto honor en eso, pero mi hermano, Draven, creo que fue, razonó que nosotros teníamos nuestras propias reglas que el enemigo prefería no reconocer. Además, eran temibles. Si no hubiéramos actuado contundentemente, habrían seguido siendo una amenaza, y ¿cuánto tiempo habrían tardado en aprender nuevas normas o abandonar las antiguas?
—¿Hay alguna imagen registrada de ellos? ¿Un dibujo? —inquirió Mersadie.
—Muchas, creo. El cadáver conservado de uno de sus guerreros se exhibe en el Museo de la Conquista de esta nave, y puesto que pregunta lo que siento, en ocasiones es tristeza. ¿Mencionó a los interexianos? un relato que iba a contarle. Esa fue una campaña larga que me llenó de aflicción.
Mientras le contaba la historia, ella se recostó en su asiento. Darius, la Mano de Noxus estaba concentrado en la preparación de su armadura, pero ella advirtió tristeza tras aquel interés.
— Los interexianos,— explicó,— eran una raza de criaturas de forma infrahumana, pero arcaica, se resistieron y los atacamos. Finalmente, las máquinas fueron destruidas tras una guerra interminable y brutal en la que las habilidades del Puño hechicero resultaron ser inestimables. Solo entonces se descubrió la triste realidad. Los interexianos eran el descendientes de una época anterior a la nuestra. Incluso anterior a la antigua historia de Noxus.
—¿Humanos que vivieron en una época anterior?
—Sí, miles, millones de años atrás, puede que incluso durante la última Era de la apostasía. Dahinta había sido una colonia humana, hogar de una civilización perdida, donde habían desarrollado una cultura inmensa y maravillosa de ciudades magníficas, con máquinas pensantes para servirles. En algún momento, de algún modo desconocido para nosotros, sus habitantes se extinguieron, y dejaron tras ellos sus antiguas ciudades, vacías a excepción de los guardianes inmortales que habían fabricado. Resultaba sumamente triste y terriblemente extraño.
—¿No reconocieron las máquinas a los hombres? —preguntó ella.
—Todo lo que vieron fueron noxianos, señora, y nosotros no nos parecemos a los hombres que ellas llamaban «amos».
La escribana vaciló por un instante, luego dijo:
—Me pregunto si contemplaré tantas maravillas mientras llevamos a cabo esta expedición.
—Confío en que sí, y espero que muchas la llenarán de alegría y asombro más que de aflicción. Debería contarle en algún momento el Gran Triunfo después de Navhatae. Ese fue un acontecimiento que debería recordarse.
—Me muero de ganas por oírlo.
—No hay tiempo ahora. Tengo deberes que atender.
—¿Una última historia, entonces? ¿Una corta, tal vez? Algo que lo llenara de admiración.
Él se echó hacia atrás en su asiento y pensó.
—Sucedió una cosa. No hace unos dos meses. Encontramos unas ruuinas en las profundidades de Basilich. Una especie había vivido allí en una ocasión, y o bien se había extinguido o se había trasladado a otro lado. Habían dejado tras ellos un laberinto de hábitats subterráneos, áridos y muertos. Los registramos cuidadosamente, cada cueva y cada túnel, y encontramos solo una cosa digna de mención. Estaba situada en la zona más profunda de todas, en un búnker de piedra a diez kilómetros por debajo de la corteza del la ciudad subterranea. Un mapa. Una carta de navegación, en realidad, de al menos veinte metros de diámetro, que mostraba el relieve geofísico de todo un mundo con una minuciosidad extraordinaria. No lo reconocimos al principio, pero después supe lo que era. Era todo Runaterra.
—¿Qué?
—Era Runaterra. Era un mapa completo y total de Runaterra, perfecto en todos los detalles. Pero un mapa de Runaterra de una época desaparecida hacía mucho tiempo, anterior a la construcción del Imperio Noxiano o el azote de la guerra, con costas, océanos diferentes y montañas cuyo aspecto desapareció o se transformó hace mucho tiempo.
—Eso es... asombroso —dijo ella.
—Tantas preguntas sin respuesta encerradas en una sala olvidada —repuso él, asintiendo—. ¿Quién hizo el mapa y por qué? ¿Qué les había obligado a transportar el mapa por medio mundo y luego ocultarlo, como si fuera su tesoro más preciado, en las profundidades de su civilización? Resultaba inconcebible. Yo no soy capaz de sentir miedo, señora Mersadie, pero de haber podido lo habría sentido entonces. No puedo imaginar que nada pueda perturbar jamás mi espíritu del modo en que lo hizo esa cosa. Inconcebible.
submitted by UrmahraR345 to leaguela [link] [comments]


2020.01.09 21:23 FanFan13 10 errores que cometemos cuando reformamos nuestra casa

Puede que leer este articulo te haga ahorrar mucho dinero. Da igual que busques reformas integrales en Madrid o en Boston. Todos cometemos los mismos errores. Por eso, para que no los cometas, te dejo esta lista de 10 errores que cometemos cuando reformamos nuestra vivienda.
  1. Inicio de las renovaciones demasiado pronto
Si es posible, viva en su casa por un tiempo antes de hacer cualquier plan de revisión. "Aprenda su flujo, dónde aterrizan los comestibles, dónde quiere ir la ropa, cómo le da el sol, dónde están los puntos de estrangulamiento, hacia dónde se inclina la lluvia, incluso obtenga una sensación de su alma," dice Bruce Irving, un consultor independiente de renovación y agente de bienes raíces de Cambridge, Massachusetts. "Todo esto informará sus elecciones cuando haga sus planes para cambiar las cosas".
  1. Subestimación de los costes
La mayoría de los trabajos costarán más y llevarán más tiempo del que se espera, así que siempre hay que añadir un 20 por ciento a lo que se piensa que un proyecto va a totalizar cuando se presupuesta "Si no tienes los fondos", advierte Irving, "reduce el trabajo". Si por casualidad superas estas proyecciones, entonces tus sorpresas serán felices".
  1. Esperando que todo vaya de acuerdo con el plan
El trabajo en edificios antiguos puede dar lugar a muchos imprevistos. ¿Quién sabe qué hay detrás de ese muro que estás abriendo? La nueva construcción está más controlada, pero eso no siempre significa una navegación suave. Prepárese para lo inesperado. "Es un fallo humano", dice Irving. "Todos esperamos y rezamos para que todo vaya según lo previsto". Confía en nosotros: Nada lo hará.
  1. No contratar a un diseñador desde el principio
"Estás a punto de gastar más de lo que jamás creíste posible", dice Irving. "Bien podría ser por una cosa correctamente diseñada". Los diseñadores de interiores y los arquitectos normalmente cobran por hora o se llevan un porcentaje del trabajo total (digamos, el 10 por ciento) - una pequeña suma comparada con su pago total.
  1. Ir a la oferta más baja
"Una buena ayuda profesional vale el dinero", dice Irving. "Eso significa tanto el diseño como la construcción." Esté dispuesto a pagar por un buen contratista, y tenga cuidado con el que es barato y está disponible de inmediato.
  1. Contratar a un profesional que no encaje bien
Sólo porque alguien sea un buen diseñador no significa que sea bueno para ti. ¿Tienes la misma estética? ¿Prioridades? "Si él o ella no te hace muchas preguntas sobre tus necesidades, deseos y la forma en que vives, busca a otra persona", dice Irving. "La habilidad para escuchar y la curiosidad son cruciales".
  1. No pedir referencias
Irving recomienda contactar a los tres clientes anteriores de cualquier persona que planee contratar. "Estas personas habrán experimentado a la persona en su nivel actual de logros y de personal", señala. Póngase en contacto con los contratistas generales para obtener referencias de un arquitecto, y viceversa. "Y visite los sitios de trabajo de sus candidatos para averiguar si le gusta lo que ve en términos de limpieza y vibración".
  1. Esperar demasiado tiempo para consultar a un contratista general
Pida a un contratista que mire los planos en la etapa esquemática, en lugar de los planos detallados terminados, dice Irving. De esta manera, usted puede averiguar si su proyecto está dentro del presupuesto correcto, antes de enamorarse de un plan y pagar por un conjunto completo de dibujos que puedan ser objeto de una licitación". También es una buena manera de conocer a los posibles contratistas, obtener su opinión y no malgastar su tiempo".
  1. Pretender entender un esquema de diseño
Hecho: La mayoría de la gente no puede leer los planos. En lugar de mirarlos, diseña una habitación o un edificio o un jardín de verdad. "La cinta de pintor puede ser la mejor amiga de una chica", dice Jocelyn Chiappone, diseñadora de interiores y propietaria principal de Digs Design Company en Newport, Rhode Island. Tapar un espacio funciona mejor que cualquier boceto o aplicación de diseño para entender cómo encajarán las cosas".
  1. No hacer suficientes preguntas
"Haga muchas preguntas", dice Irving. "No hay tal cosa como una tontería, y además, es tu dinero el que estás gastando. Deberías saber por qué y en qué".
submitted by FanFan13 to u/FanFan13 [link] [comments]


2019.02.14 13:18 keylanaomi Hackear la voz: un enfoque de lxs fisiólogxs para entrenar una voz femenina

Hackear la voz: un enfoque de lxs fisiólogxs para entrenar una voz femenina
Este es un post traducido del original del usuario u/A_Windward_flame en asktransgender
https://www.reddit.com/asktransgendecomments/5hgusl/hacking_the_voice_a_physicists_approach_to/

📷

Descargo de responsabilidad: esta es una investigación personal de un fisiólogx, no soy un terapeuta del habla, sino que es mi intento de entender las cosas que me enseñaron en los procesos físicos subyacentes que ocurren para conectar los ejercicios que me dieron para practicar y la física de lo que pasaba. Recuerda que los malos hábitos vocales pueden causar daños a largo plazo, como regla general, no debe sentir que está forzando su garganta y nunca debería haber ningún dolor. Si encuentras alguno, detente, descansa la voz. Realmente no hay sustituto para un terapeuta del habla capaz de ver lo que estás haciendo físicamente y corregir cualquier mal hábito.

¡Hola a todes!
No estoy muy seguro de cuán útil será esto para todos, podría ser algo impenetrable, pero haré lo mejor que pueda. También será largo. Salta las secciones que no te interesen. Además, si descubres que lo que estoy diciendo es simplemente confundirte, ignora esta publicación, estoy esperando que se llene, pero bueno, tal vez haya otros terapeutas ahí fuera que puedan aferrarse a ella y encontrarla útil.
Como preludio, solo daré una explicación de por qué estoy haciendo esta publicación. Llevo aproximadamente un año entrenando con la voz y me han frustrado las descripciones vagamente subjetivas del proceso, tanto en guías como de entrenadores vocales. Retroalimentación subjetiva, y grabándome a mí mismo donde fue frustrante por decir lo menos. Más allá de la disforia que me hizo enfrentar, cómo podría saber que no estaba siendo mi peor crítico. Cuando mi voz se sentía mal, ¿cómo podría saber que en realidad era malo? Cuando podía escuchar las cosas mal, ¿cómo podría resolver lo que estaba mal sin prueba y error?
Dado que tengo un doctorado en física, decidí investigar un poco sobre la física real del proceso y ver si podía eliminar algunos puntos de referencia para ver en qué trabajar. Aprendí algunas cosas sorprendentes, entre ellas, que una laringe elevada es menos importante de lo que parece (en realidad, más importante es una laringe inclinada, entrenarse para elevarla inherentemente, por lo que se enseña de esa manera). Como se puede imaginar, las fuentes son limitadas, pero piratearon algo de 15 o más papeles, y proporcionaré enlaces a algunos de los más útiles. En total, esto representa la agregación de aproximadamente 6 meses de trabajo, recogiendo los fragmentos útiles de artículos sobre temas no relacionados, porque casi no hay investigación sobre la voz transgénero desde el lado físico de las cosas.
Esto será en gran medida basado en la física, no sé si alguien más lo encontrará útil, pero mi progreso saltó enormemente una vez que compilé todo esto. Entonces, vamos:

Cómo funciona la voz

Mecanismos vocales

Como nota, esta sección no es (casi) totalmente importante para el lado práctico de las cosas, pero es interesante. Siéntase libre de saltearlo. O no. solo soy un texto en una pantalla.
Fisiológicamente, existen 4 medios distintos para producir sonido, etiquetados de m0 a m3. m0 y m3 (voz fría y silbato) no son útiles y se ignorarán. Los dos mecanismos restantes, m1 y m2, son los que utilizamos para producir casi todo el sonido.
Estos mecanismos no son los mismos que los registros vocales de los que hablan las personas cuando cantan o hablan, la terminología que se desarrolló mucho antes de que supiéramos lo que realmente estaba ocurriendo fisiológicamente y, por lo tanto, está completamente confundida y confusa, y cambia según el fondo del entrenador vocal.
m1 implica el cierre completo y la vibración completa de las cuerdas vocales. m2 involucra solo vibraciones a lo largo de los bordes de las cuerdas vocales. El cierre (o, más bien, el porcentaje del tiempo que las cuerdas vocales están en contacto) siempre es menor que m1, y es más posible que los acordes estén (muy, muy cerca) completamente desconectados, sin hacer (mucho) contacto, sino simplemente vibrar como el aire fluye a través de ellos. esta fuente como ejemplo
Conectar estos dos mecanismos a los registros vocales de los que todos hablan no es fácil. Lo que podemos decir con certeza es que la voz del 'cofre' es definitivamente m1, con un alto grado de cierre de acordes. 'Falsetto' es definitivamente m2, con un grado bajo (casi inexistente) de cierre de acordes. Falsetto no se puede conectar sin problemas a la voz del cofre, si comienzas en el falsetto y tratas de deslizarte hacia abajo en la voz del cofre, habrá un chirrido al cambiar. Sin embargo, m2 puede estar conectado a m1 (no en un nivel fisiológico, las mediciones precisas siempre revelarán cuando alguien está cambiando de una a otra, sin embargo, en términos del sonido de audio producido, es posible conectarlos, sin ningún cambio en el timbre o sonido presión) Esto lleva a la 'mezcla de voz', que es el 'objetivo' del entrenamiento de voz que queremos hacer. Fisiológicamente, en realidad son dos voces mixtas, denotadas mx1 y mx2. Aquí, por ejemplo, mx1 usa exclusivamente m1, pero a través del entrenamiento aprendes a "adelgazar" las cuerdas vocales (reduce el cierre del acorde, aumenta la cantidad de tiempo que están abiertas) y sintoniza Las resonancias para que m1 *suene.*más como m2, a pesar de ser fisiológicamente m1. mx2 hace lo mismo con m2, aprende la coordinación específica de los músculos que aumenta el cierre de acordes de m2. Este es un muyPaso antinatural para los individuos AMAB en general. Las personas de AFAB tienden a saltar entre m1 y m2 con mayor frecuencia, y entrenan mientras crecen porque (al menos en las culturas occidentales) las mujeres transmiten énfasis a través de la modulación del tono, y así entran y salen de los mecanismos vocales (por cierto, esto es lo que llevó a mucha confusión de que 'las mujeres no tienen falsete' durante siglos (lo hacen, simplemente suena más como su voz de pecho). Los hombres transmiten énfasis a través de modulaciones de volumen, y tienden a casi nunca usar m2. (Aparte de eso, me gustaría mucho conocer la experiencia de las personas que crecieron hablando idiomas que usan mucha variación de tono para comunicarse, el mandarín como ejemplo. Tengo la sensación de que las personas de AMAB podrían usar m2 más como un parte natural del habla, y por lo tanto tener un tiempo más fácil con el entrenamiento vocal,
**Por eso es importante entrenar el falsete.**Si eres AMAB, lo más probable es que uses exclusivamente m1. Los músculos para m2 son débiles, subdesarrollados y descoordinados. Para lograr el objetivo final de hablar casi exclusivamente en mx1, con cambios ocasionales en mx2, se deben desarrollar m2. Dado que el falsete representa el extremo de m2, la práctica desarrollará los músculos y las coordinaciones necesarias tanto en mx1 como en mx2. Falsetto no puede conectarse al cofre, y nunca querrás hablar en falsete, pero date cuenta de eso, si quieres una voz suave y consistente en todo tu rango vocal (lo que probablemente sea mucho más alto de lo que crees) m2), si desea cambiar de m1 a m2 sin un cambio en el sonido, necesita desarrollar estas coordinaciones. Falsetto es tu amigo, no tu enemigo. Personalmente, acabo de cantar un montón de risas de Taylor Swift
Vale la pena señalar que, para casi todos los individuos de AMAB, el "quiebre" en su voz donde (suponga que no está entrenado) que cambia de voz en el pecho al falsete ocurre en algún lugar desde c4 (261 hz) a g4 (392 hz) mientras que la persona promedio de AFAB Habla alrededor de a3 (220hz). Esto hace que parezca que m2 simplemente no es útil, pero más allá del hecho de que en el habla regular las chicas a menudo saltan más allá de c4, el objetivo es que m1 adquiera muchas de las características (resonancia y otras) de m2, que se logra mejor simplemente practicando m2. Personalmente, he encontrado lo que funciona para mí, lo que produce el sonido más consistente, es usar mx1 hasta d4, y usar mx2 arriba. Puedo sentir conscientemente el cambio de uno a otro, pero el sonido producido es el mismo. Tenga en cuenta que los cantantes bien entrenados tienen un gran rango dentro del cual pueden cambiar de mx1 a mx2 sin que haya ninguna diferencia en el timbre. Esto les permite tener una voz más "alta", manteniéndose en mx1 y manteniendo el cierre de acordes lo más alto posible, antes de cambiar a un cierre de acordes alto mx2, o ser más ligeros al usar mx2 antes. Aquí es de donde viene el mensaje de 'una voz completa' con los maestros de canto - un mensaje que encuentro es simplemente confuso, no es una sola voz, y cuando empiezas, sientes un 'flip' muy duro en el falsete, pero a través del entrenamiento, usted aprende cómo coordinar sus músculos para que pueda 'voltearse' sin ningún cambio en el sonido, e incluso elegir dónde voltear para cambiar la calidad de su voz. una voz más alta hacia arriba, manteniéndose en mx1 y manteniendo el cierre del acorde lo más alto posible, antes de cambiar a un alto acorde mx2, o para ser más ligero usando mx2 antes. Aquí es de donde viene el mensaje de 'una voz completa' con los maestros de canto - un mensaje que encuentro es simplemente confuso, no es una sola voz, y cuando empiezas, sientes un 'flip' muy duro en el falsete, pero a través del entrenamiento, usted aprende cómo coordinar sus músculos para que pueda 'voltearse' sin ningún cambio en el sonido, e incluso elegir dónde voltear para cambiar la calidad de su voz. una voz más alta hacia arriba, manteniéndose en mx1 y manteniendo el cierre del acorde lo más alto posible, antes de cambiar a un alto acorde mx2, o para ser más ligero usando mx2 antes. Aquí es de donde viene el mensaje de 'una voz completa' con los maestros de canto - un mensaje que encuentro es simplemente confuso, no es una sola voz, y cuando empiezas, sientes un 'flip' muy duro en el falsete, pero a través del entrenamiento, usted aprende cómo coordinar sus músculos para que pueda 'voltearse' sin ningún cambio en el sonido, e incluso elegir dónde voltear para cambiar la calidad de su voz.
Como tal, aprender a cantar correctamente (asegurarse de que esté aprendiendo correctamente o que pueda ser perjudicial) también es una cosa muy útil.

Los musculos involucrados

Esta es una sección completamente irrelevante para el lado práctico de las cosas, pero puede conectarse a una gran parte de la terminología que ya ha encontrado. Salta o no, dependiendo de cómo te sientas.
Entonces, como la simplificación más bruta posible (porque las coordinaciones musculares son siempre complejas) hay dos conjuntos de músculos importantes para producir sonido. Los músculos cricotiroideos (TC) y tirroaritenoides (AT). Estos músculos trabajan en oposición entre sí (como todos los músculos tienden a estar en el cuerpo): los músculos de la TC "estiran" las cuerdas vocales, estirándolas, haciéndolas más delgadas, aumentando el tono y disminuyendo el cierre de la cuerda. Los músculos TA aplastan las cuerdas vocales juntas, engrosándolas, disminuyendo el sonido y aumentando el cierre de acordes. Toda la producción vocal es un equilibrio de los músculos CT vs TA.
La gente suele hablar de que el falsetto es "dominante en TC" y que el pecho es "dominante en TA". Esto es engañoso, todas las vocalizaciones usan ambas, con la combinación precisa que determina el tono y el cierre del acorde, lo que influye enormemente en la calidad del sonido producido. 'Chest voice' en realidad usa más acción CT que falsetto, pero también usa mucha acción TA, lo que lleva a una mayor relación TA / CT, ver esto por ejemplo
Aprender a hacer cualquier cosa con su voz es aprender las coordinaciones precisas de los músculos TA y CT, y luego modificar el tracto vocal para que el sonido producido sea altamente resonante. Esta es la razón por la que (y cómo) las personas hablan de "adelgazar" la voz del cofre y "reforzar" el falsete para producir un timbre uniforme y uniforme. Las personas no entrenadas en AMAB tienden a "voltearse" hacia el falsete con los músculos TA casi completamente relajados, lo que produce un sonido ligero y aireado. Lo que quiere entrenar es agregar músculos TA, lo que aumenta el cierre de los acordes, pero manteniendo una relación TA / TC similar. Esto es mx2, y es difícil, pero afortunadamente, todos pueden aprender a hacerlo. A la inversa, mx1 está usando su voz de 'cofre' (m1), pero está reduciendo la actividad de TA para disminuir el cierre del acorde. Hazlo correctamente y seguirás 'volteando' al falsete, pero el punto en el que lo hagas tendrá una participación similar de los músculos TA y TC, y los timbres serán similares. Lamentablemente, no hay manera de aprender cómo hacerlo directamente, pero aprender a cantar te enseñará estas habilidades de manera inherente.

Formantes vocales

Este es el aspecto más importante de la física involucrada, así es como transmitimos el significado cuando hablamos, pero la noción de un formante vocal es complicada, especialmente para los no físicos / personas sin experiencia en las series de Fourier. Comprender esto, y cómo funciona en las voces masculinas y femeninas, es lo que me dio puntos de referencia objetivos y basados ​​en mediciones en los que trabajar.
Cuando producimos sonido, producimos ondas de sonido en un número asombroso de frecuencias, la frecuencia más baja (a menudo llamada h0) es lo que determina el tono de la voz, pero hay un gran número de "armónicos", múltiplos de esta frecuencia, que también producimos. Si estamos produciendo un sonido a 120 hz (tono bajo para una voz masculina), también estamos produciendo sonidos a 240 hz, 360 hz, 480 hz, etc., hasta 3000 a 5000 hz (más o menos).
Un formante es una pequeña banda de frecuencias que, mediante el uso de varias cámaras de resonancia en nuestra garganta, boca y cabeza (en realidad nunca enviamos aire al pecho, por lo que el pecho no contribuye en absoluto a la resonancia, da la casualidad de que las voces masculinas producen sensaciones vibratorias en el pecho, razón por la cual el nombre "voz de pecho" es completamente engañoso, se amplifica a volúmenes mucho más altos. Si está observando el espectro de frecuencias de su voz en un espectrómetro, los formantes presentarán como picos notablemente pronunciados en las intensidades (o presión de sonido) de las frecuencias en una región centrada en el formante.
Tenemos muchos de estos formantes, que se centran en muchas frecuencias diferentes, tenemos una aproximadamente cada 1000 hz. De manera crucial, al modificar las posiciones de la laringe, la lengua, la mandíbula, la paleta blanda, los labios y muchas otras muchas cosas, alteramos las posiciones de estos formantes. Amplificamos diferentes frecuencias a diferentes niveles. Cada sonido que producimos viene a través de esta acción, y requiere la coordinación de todos estos músculos diferentes, así es como distinguimos los sonidos, es por esto que una 'o' suena diferente a una 'a'. Es importante destacar que la totalidad de la diferencia entre voces masculinas y femeninas, está en la ubicación y las intensidades relativasde estos formantes. Para hablar, todo es transmitido por los primeros segundos formantes. Para cantar, el tercer formante se vuelve importante (por lo tanto, si desea entrenar una voz cantante, considere estudiar esto)
Como ejemplo, considere la vocal 'e' larga, como en 'prestar atención'. Los oradores masculinos tienen un primer formante (F1) a aproximadamente (en promedio) 270 hz, y el segundo formante (F2) a aproximadamente 2200 hz. Las oradoras tienen F1 a aproximadamente 310 hz y F2 a aproximadamente 2750 hz.
El sonido de la vocal está completamente determinado por las posiciones / diferencia entre F1 y F2, y la diferencia entre las voces masculinas y femeninas está determinada casi completamente por las frecuencias en las que ocurren
Hackear la voz para mí, entonces, estaba investigando obsesivamente las frecuencias medias de F1 y F2 para las voces femeninas, midiendo mi propia voz y atornillando con cosas como la posición de la laringe (resultó ser casi totalmente sin importancia para mi sorpresa) inclinación de la laringe ( muy, muy importante) posición de la lengua y la mandíbula (muy, muy importante), apertura de la garganta, cuán elevada está la paleta blanda, e incluso qué tan inclinada está mi cabeza, cómo están mis hombros (levantando mis hombros REALMENTE atornillados con el sonido) - una lección que, desafortunadamente, si desea una voz femenina de buena calidad, la mayoría de los músculos de su cuerpo / hombros / garganta / laringe necesitan estar relajados, lo cual se ve frustrado ya que los nervios tienden a hacer que se tensen, pero viendo cómo se alimenta. cómo esto afectó realmente la voz realmente me ayudó a relajar todo).Muchos muchos otros pequeños movimientos musculares también.
La parte útil, para mí, fue que, en lugar de probar y equivocarse, "intentaba" diferentes sonidos, escuchándome a mí mismo (lo que es un chiflado de disforia) y al escuchar que mi voz era incorrecta, pero al no tener idea de lo que estaba mal, en su lugar podría Siéntate y vuélvete a atar con varios músculos, y aprende lo que afinó mis formantes hacia los valores femeninos. Como nota al margen, no podrá obtener los formantes exactamente como valores "promedios" femeninos, su fisiología es simplemente diferente y no es posible un control completo de los formantes. Pero podrá cambiarlos a rangos femeninos (así es como desarrollamos voces femeninas). Esto me ha permitido obtener el sonido, y la mayoría de las frases (aunque todavía necesito mucho trabajo) bastante decente. El fraseo es más difícil porque, lamentablemente, eso involucra cosas como variaciones de tono, y los porcentajes de tiempo dedicados a hacer cada sonido en particular en una palabra. Intento hablar conscientemente más despacio y con más variación de tono.
También vale la pena señalar que las intensidades relativas de los formantes, es decir. Cuánto amplifican las frecuencias, también es importante, pero mucho menos importante que su posición.
Y aún más lejos, estoy lo suficientemente obsesivo como para comenzar a investigar cómo los formantes cambian con la emoción, para ver si puedo mejorar la expresión (las mujeres tienen variaciones mucho mayores en las posiciones de los formantes dependiendo del tono emocional de la voz) para Por ejemplo, este documento fue para hombres y mujeres checos, por lo que no se traduce perfectamente al inglés, pero me dio buenas ideas sobre cómo están cambiando los formantes en función del contenido emocional (alerta de spoiler, las mujeres tienden a cambiar los formants mucho más para expresar diferentes emociones)

Hackeando la voz

Ok, eso cubre la física de todo esto y muestra qué y por qué estoy tratando de lograrlo. Ahora para el cómo. En primer lugar, tenga en cuenta que todos los pasos descritos en varias guías en línea son bastante buenos, enseñan ejercicios que desarrollan el control de todos los músculos que necesitará. Debe poder controlar su laringe, su lengua y su mandíbula, para dirigir el flujo de aire hacia varias cavidades resonantes y controlar la forma de las cavidades para obtener el sonido que desea. Me gusta esta guia
Una vez que haya desarrollado los músculos, el resto es solo coordinación, y esto normalmente se enseña con un 'escucharlo hasta que suene bien', es donde quería que funcionaran los puntos de referencia medibles. Mirar a los formantes es una combinación de los pasos de 'resonancia' y 'fraseo' en las guías: si su resonancia no es correcta, los formantes se colocarán mal y carecerán de poder. Si se eliminan las frases, los formantes estarán en el lugar equivocado cuando emitan sonidos específicos; debe aprender a modificar sus vocales para que "suenen" femeninas (de nuevo, los cantantes entrenados pasan mucho tiempo aprendiendo cómo modificar las vocales). aprender a cantar correctamente hace que hablar correctamente sea mucho más fácil)
Además, aprender a cantar hará maravillas , aprenderá el control completo de los músculos y encontrará esa voz "mezclada" y esquiva. Un buen ejercicio para practicar es deslizarse desde la parte inferior de su rango vocal, hasta la parte superior, a través de la ruptura en el falsete. Eventualmente, puede aprender a "arreglar" el descanso (esto es difícil) para que no lo note en absoluto, esto le dará una buena base, pero no es estrictamente necesario para tener una voz femenina que hable.
Si sientes que aún estás desarrollando los músculos y las coordinaciones, el resto de esta publicación será (aún más) inútil para ti, concéntrate primero en este bit.

Midiendo los formantes

Esta es la parte difícil, es algo subjetiva y no se puede describir fácilmente, ni hay un software de fácil acceso para que lo haga por usted (las cosas que existen están dirigidas a la academia, he considerado codificar algo, pensaré en más). Así que aquí hay un método crudo que hice. Necesitará una aplicación de espectroscopio, no espectrograma (que esencialmente muestra un espectroscopio cambiante con el tiempo). Me gusta 'Advanced Spectrum Analyzer PRO' - gratis en la tienda de Android, ya que marca las frecuencias en las que se producen picos resonantes y poderosos. No puedo ofrecer muchos consejos en este frente, pero cualquier método que tenga para extraer formantes lo hará, confié en mi análisis de los espectros de frecuencia. Esto mostrará la 'potencia' o 'intensidad' (generalmente en dB) del sonido que se produce en cada frecuencia.
No sé cuán fácil o preciso será esto si no tiene experiencia con el análisis de señales / transformadas de Fourier. Es una interpretación subjetiva y susceptible de interpretaciones erróneas voluntarias (desea que los formantes se encuentren en un lugar determinado, por lo que está más dispuesto a interpretar los datos de que están en esa posición como un sesgo inherente). No sé qué hacer con esto más que decir, disculpe si esto es completamente inútil para usted. (Si alguien pudiera recomendar un software fácil de usar para él, lo apreciaría, no me fijé demasiado porque nunca pensé en hacer de esto una guía, solo jugué un poco con mi propia voz y feliz interpretando mis propios espectros de frecuencia.
Lo que estás buscando, es algo como esto que muestra muy bien cómo los formantes pueden moverse con diferentes sonidos vocálicos. No está buscando los 'dos ​​picos más altos', ya que estarán muy cerca uno del otro y corresponderán al mismo formante (generalmente F1), sino a la 'banda' de frecuencias que son más intensas que el resto. Recuerde que los formantes se producen como una 'banda' de frecuencias que se amplifican por la estructura específica de su pasaje vocal y boca (vea los diagramas de las formas de la boca y la garganta para tener una idea de lo que está pasando). Quieres encontrar (aproximadamente) el centro de las dos primeras bandas, ignora F3, no es útil a menos que estés cantando. (¡Esto a veces se llama formante de cantantes!) Aquí y aquí Son ilustraciones esquemáticas que también son útiles.
Los formantes pueden ser difíciles de identificar, especialmente la F1; es posible que no esté produciendo frecuencias en el punto en que el formante proporciona la mayor potencia. Pero los formantes son independientes del tono en el que estás hablando y son específicos del sonido particular que estás haciendo (así es como identificamos las vocales y las consonantes). Un buen método es mantener un sonido particular y barrer a través de un rango de frecuencias. Los formantes deben saltar hacia ti, y con un poco de prueba y error puedes averiguar dónde están centrados. Hacer un zoom en la región de frecuencias donde se produce el formante puede ayudar.

Así que tenemos los formantes, ¿ahora qué?

Aquí nuevamente se vuelve subjetivo, los formantes variarán con el lenguaje, el acento y la emoción, además de las diferencias de género. Una respuesta simple sobre cómo desea cambiar los formantes es 'mayor frecuencia que la que tiene'. Proporcionaré algunas figuras generales del estadio de béisbol. Esto , que estudia directamente a las mujeres trans (la figura en esta página fue muy útil: representa los 4 sonidos vocales más extremos, si puedes dominarlos, puedes dominarlos a todos) ... y esto (tomado de aquí te da una Una idea aproximada para el inglés, pero hay variaciones. La página de wikipedia también proporciona algunas ideas buenas (aunque no genéricas) de dónde estamos.
Personalmente, me senté con una chica cis y medí sus formantes para esta tabla de vocales. Luego medí los míos y traté de cambiarlos hacia los de ella.

Modificantes formantes

Así que hay muchas combinaciones de músculos involucradas en cambiar la forma de su tracto vocal y boca para producir diferentes sonidos. En general, la F1 es más fácil de cambiar hacia los rangos femeninos; está determinada en gran medida por la longitud del tracto vocal. Levantar tu laringe cambiará esto. Como nota, realmente me di cuenta de que estaba elevando mi laringe demasiado alto, produciendo sonidos más infantiles que femeninos. Esto es frustrante que tratar, debido a la inclinación de la laringe es un factor importante en la F2, pero por lo general cuando se está aprendiendo, sólo se puede llegar a inclinar la laringe porelevandolo Los cantantes entrenados aprenden a inclinar su laringe independientemente de criarla (no conscientemente, sino aprendiendo a cambiar los sonidos que aprenden a hacerlo). Cantar me ayudó, no tengo ningún consejo fuera de esto (pero, oye, es posible que no necesites aprender a levantar e inclinar tu laringe de forma independiente).
La F2 se determina principalmente por las posiciones de la mandíbula, la boca y la lengua (la laringe controla el flujo de aire que determina qué tan poderoso es). Como regla general, querrá crear tanto espacio en su garganta / boca como pueda, lo que implica una mandíbula abierta, una boca más abierta y una garganta más abierta de lo que normalmente suele hablar (imaginar un golf La bola atorada en tu garganta mientras hablaba me ayudó a abrir la mía; también puedes practicarla con una sonrisa amplia como un genio maníaco, y debes sentir que se te abre la garganta).
Pero aquí está el truco: al observar los formantes no tuve que hacer ningún ensayo y error basado en los sonidos. Podría jugar haciendo un sonido de vocal y simplemente mover mi lengua hacia arriba y hacia abajo, abrir y cerrar mi garganta, bajar mi laringe, abrir mi boca, bajar mi mandíbula, mover mi mandíbula hacia adelante. Cualquier número de movimientos (que producen sonidos tremendamente tontos en el proceso) y vea cómo se movían mis formantes cuando hice esto. El arreglo específico que era "mejor" (es decir, más cercano a la hembra) para cualquier sonido dado, podría así concentrarme, y luego practicar el infierno hasta que estuviera cómodo. Aquí estáun ejemplo que usa mi propia voz en una vocal larga 'ee' (como en 'keen') La primera es mi vieja voz, hablando cómodamente. Solo desde la instantánea puede ser difícil ver dónde está la F1, pero al mover mi voz hacia arriba y hacia abajo en el tono, pude confirmar que estaba en ~ 260 hz. F2 es similar alrededor de 1650-1700Hz. F3 no es importante (a menos que queramos cantar). Cuando paso a mi voz femenina: levanto la laringe, la inclino, empujo mi mandíbula un poco hacia adelante, abro un poco más mi boca, abro mi garganta y levanto más mi lengua, obtenemos la segunda imagen. El tono se eleva a un buen rango para las hembras (228Hz). La F1 ahora es aún más difícil de identificar, pero nuevamente al barrer el tono, lo encuentro alrededor de 320Hz. F2 está a 2k Hz. Comparando con nuestra cartapara, digamos, 'batir'. Deberíamos tener algo alrededor de F1 = 270Hz F2 = 2300Hz para hombres y F1 = 300Hz, F2 = 2800Hz.
Bueno, mi F1 va bien, mi F2 un poco apesta. ¡Pero eso esta bien! Esta es definitivamente la vocal más difícil para mí (por eso la elegí). El inglés británico parece tener un sonido 'ee' más cerrado que el inglés americano, lo que reduciría F2 (por eso usé una chica cis ... Su F2 estaba a 2500 hz, así que de nuevo no soy muy bueno, pero Definitivamente estoy cambiando hacia la mujer, y con la precisión de la F1, en realidad suena bastante bien).
Tenga en cuenta que puede ser difícil obtener suficiente poder en sus formantes mientras habla en voz femenina. Este es el aspecto de "resonancia" de los regímenes de entrenamiento de voz con los que se encuentra: está acostumbrado a tener poderosas resonancias de "pecho" masculino que refuerzan al hombre. 'formantes. Necesitas volver a aprender cómo dirigir el flujo para maximizar las resonancias de los formantes femeninos (elevar e inclinar la laringe ayuda mucho; esto es, explícitamente, encontrar tu voz principal). Así que poder estudiar la intensidad realmente me ayudó en este frente. - literalmente, trate de controlar su laringe, moviéndola y abriendo la garganta, juegue haciendo ruidos diferentes hasta que vea mucha potencia en F2 - esta es la 'resonancia' que desea. Practícalo
En general, no te estreses demasiado si no puedes cambiar tus formantes hacia los valores que figuran en las tablas, es difícil. Pero eventualmente deberías poder obtener la F1 bastante bien, y F2 debería ser al menos mucho más alto que lo que tenías anteriormente. Siempre y cuando veas de forma tangible el aumento de frecuencia de F1 y F2, te estás moviendo en la dirección correcta.
También agregaría los sonidos 'm' y 'n', ya que son notablemente diferentes entre voces masculinas y femeninas. No te preocupes por las otras consonantes, si las vocales son correctas, es probable que se fijen por sí mismas.
Aquí hay una tabla corta (aproximada) de lo que creo que es razonable, comenzando con las más importantes. De nuevo, es más importante en el contexto de cómo suenan los hablantes masculinos y femeninos en su área. No se preocupe si no puede acercarse a los valores que ve aquí, enfóquese en encontrar dónde están sus formantes y en cambiarlos hacia arriba (en la medida de lo posible mientras sigue haciendo el mismo sonido de vocales) estará limitado según su fisiología, pero verá cómo "mejor" puede manejar su fisiología. Y esto es casi siempre suficiente.

Hay mucho para simplemente enumerar como una tabla, ni creo que sea útil practicar todo individualmente. Más bien, cada vez que escucho algo en mi discurso que no suena bien, en lugar de intentar probarlo y corregirlo, hago una medición de mi voz, hago una medición de la voz de mi chica cis y trato de cambiar la mía a los de ella.
Casi 5000 mundos después y creo que he terminado. Es hora de que esto muera porque probablemente no sea útil a menos que tenga una mentalidad muy técnica. Oh bueno, al menos lo tengo escrito por mi propio bien. Siéntase libre de pedirme que aclare cualquier cosa, haré lo mejor que pueda.
Edición: / u / kmirum me indicó un software muy útil de Praat gratuito para descargar. (Gracias por esto). Ábralo, en la ventana principal seleccione 'nuevo' -> Grabar sonido mono. Comience a grabar, pronuncie la vocal de su elección, presione detener cuando haya terminado, nombre si lo desea y luego presione 'guardar para enumerar y cerrar'. Verás aparecer tu pequeño clip de sonido en la ventana principal. Presione 'ver y editar' y en la barra de menú de la ventana que se abre, seleccione 'Formantes' y 'Mostrar Formantes'. Trazará líneas rojas donde están los formantes. Al hacer clic (con cuidado) en la primera y segunda líneas, y leer el valor rojo a la izquierda de la gráfica le dará la frecuencia de sus formantes. Eso'

https://preview.redd.it/971jsxrg0jg21.png?width=547&format=png&auto=webp&s=a7818f1b461e70b0a42e30bdb4ef79ce897b341f

Nota: es probable que haya más errores en el valor informado de F1; esto es especialmente cierto para los sonidos que tienen F1 de baja frecuencia (cuanto más baja es la frecuencia de un formante, más difícil puede ser identificarlo con exactitud, pero sí un proceso automatizado). insistir demasiado en la F1 si no es perfecto. Hay algunas limitaciones sobre esto que el software automatizado podría pasar por alto. F2 debería ser muy preciso ... Una desventaja de esto es que es más difícil ver qué tan poderosos son tus formantes, pero bueno, eso no es un gran problema. Nuevamente, volveré a enfatizar, no se preocupe demasiado por los valores que figuran en las tablas, habrá variaciones por acento de idioma y voz. Más bien, solo úselo para comprobar cuando está probando una voz 'femenina', que sus formantes no están en el mismo lugar que su voz anterior, e idealmente que ' Te estás moviendo un poco hacia los valores de una chica cis que conoces. Y como siempre, nunca te esfuerces, esto puede causar daños.
submitted by keylanaomi to asktransgenderES [link] [comments]


2018.06.22 00:28 master_x_2k Colmena IV

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

Colmena IV

Una gran molestia personal: que me pidan que llegue a un tiempo específico y luego me hagan esperar. Quince minutos era casi mi límite de paciencia.
Mi padre y yo habíamos estado esperando por más de treinta minutos.
“Esto tiene que ser intencional”, me quejé. Nos habían pedido que esperáramos en la oficina de la directora unos minutos después de que llegamos, pero la directora no había estado presente.
“Mmm. Tratando de demostrar que están en una posición de poder, capaces de hacernos esperar”, mi padre estuvo de acuerdo, “Tal vez. O solo estamos esperando a la otra chica.”
Estaba en un ángulo donde si me apoyaba en la silla un poco, podía ver el frente de la oficina a través de un espacio entre la parte inferior de las persianas y la ventana. No mucho después de que llegamos, Emma y su padre habían aparecido, luciendo totalmente casuales y sin estrés, como si fuera un día normal. Ella ni siquiera está preocupada. Su padre era su opuesto físico, más allá del cabello rojo que compartían; era grande en todo el sentido de la palabra. Más alto que el promedio, grande en el medio, y aunque podía hablar suavemente cuando la situación lo requería, tenía una voz poderosa que llamaba la atención de la gente. Emma solo tenía un pecho medianamente grande.
El papá de Emma estaba hablando con la mamá y el papá de Madison. Solo la madre de Madison era realmente pequeña como ella, pero tanto su madre como su padre se veían muy jóvenes. A diferencia de Emma y su padre, Madison y sus padres parecían preocupados, y yo estaba adivinando que algo de lo que el papá de Emma estaba haciendo era tranquilizarlos. Madison, en particular, miraba al suelo y no hablaba, excepto para responder a lo que Emma estaba diciendo.
Sophia fue la última en llegar. Parecía hosca, enojada, una expresión que me recordaba a Perra. La mujer que la acompañó definitivamente no era su madre. Era rubia y de ojos azules, tenía una cara en forma de corazón y llevaba una blusa azul marino con pantalones de color caqui.
La secretaria vino a buscarnos de la oficina no mucho después.
“La mirada en alto, Taylor”, murmuró mi padre, mientras colgaba mi mochila sobre un hombro, “Demuestra confianza, porque esto no será fácil. Puede que tengamos razón, pero Alan es socio de una firma de abogados, es un maestro manipulador del sistema.”
Asenti. Ya estaba teniendo esa impresión. Después de recibir una llamada telefónica de mi padre, Alan había sido el que convocó esta reunión.
Nos dirigieron hacia el pasillo donde estaban las oficinas del consejero, una sala con una mesa de conferencias en forma de huevo. El trío y sus guardianes estaban sentados en un extremo de la mesa, siete en total, y se nos pidió que nos sentáramos en el otro, la punta del huevo. La directora y mis maestros entraron a la sala no mucho después, completando los asientos entre nosotros. Tal vez estaba leyendo demasiado sobre las cosas después de ver un extraño eco de esta situación hace solo dos días, con la reunión de villanos, pero noté que el Sr. Gladly se sentó junto al padre de Madison, y la silla al lado de mi padre se quedó vacía. Hubiéramos estado completamente aislados de la masa de personas al otro lado de la mesa si la Sra. Knott, mi maestra de salón principal, no se hubiese sentado a mi izquierda. Me pregunté si lo habría hecho, si hubiera habido otro asiento.
Estaba nerviosa. Le dije a mi papá que había faltado a clases. No le había contado cuántas, pero no había querido repetir el error de Perra y dejarlo totalmente a ciegas. Me preocupaba que fuera mencionado. Preocupada de que esto no salga como esperaba. Preocupada de encontraría alguna manera de estropearlo.
“Gracias a todos por venir”, dijo la directora, mientras se sentaba, dejando una carpeta delgada frente a ella. Era una mujer estrecha, rubia escuro, con ese corte taza tan severo que nunca pude
entender por qué le gustaba a la gente. Iba vestida como si asistiera a un funeral: blusa negra, suéter y falda, zapatos negros. “Estamos aquí para hablar sobre incidentes en los que uno de nuestros estudiantes ha sido víctima.” Miró la carpeta que había traído, “Srta. ¿Hebert?”
“Esa soy yo.”
“Y las personas acusadas de mala conducta son... Emma Barnes, Madison Clements y Sophia Hess. Has estado en mi oficina antes, Sophia. Solo desearía que tuviera más que ver con el equipo de atletismo y menos con la detención.”
Sophia murmuró una respuesta que podría haber sido un acuerdo.
“Ahora, si entiendo las cosas, ¿Emma fue atacada fuera de las instalaciones de la escuela por la Srta. Hebert? ¿Y poco después, fue acusada de acoso escolar?”
“Sí”, Alan dijo: “Su padre me llamó, me confrontó, y pensé que era mejor llevar esto a los canales oficiales.”
“Probablemente sea lo mejor”, la directora estuvo de acuerdo. “Vamos a darle un fin a esto.”
Luego se volvió hacia mí y hacia mi papá, con las palmas hacia arriba.
“¿Qué?” Pregunté.
“Por favor. ¿Qué cargos pondrías contra estos tres?”
Me reí un poco, con incredulidad, “Que lindo. Entonces, ¿nos llaman aquí con poco tiempo de aviso, sin tiempo para prepararnos, y se espera que esté lista?”
“¿Tal vez esbozar algunos de los incidentes más importantes, entonces?"
“¿Qué pasa con los menores?” La desafié, “¿Todas las pequeñas cosas que hicieron que mi día a día fuera tan miserable?”
“Si no puedes recordar-”
“Recuerdo”, la interrumpí. Me incliné hacia la mochila que había puesto a mis pies y recuperé una pila de papel. Tuve que hojearlo durante unos segundos antes de poder dividirlo en dos montones. “Seis correos electrónicos maliciosos, Sophia me empujó por las escaleras cuando estaba cerca del fondo, me hizo soltar mis libros, tropezó y me empujó no menos de tres veces durante gimnasia, y me tiró la ropa mientras estaba en la ducha después de que la clase de gimnasia había terminado, mojándolas. Tuve que usar mi ropa de gimnasia por el resto de la mañana. En biología, Madison usó todas las excusas que pudo para usar el sacapuntas o hablar con la maestra, y cada vez que pasaba frente a mi escritorio, empujaba al suelo todo lo que tenía en mi escritorio. La estaba esperando la tercera vez, y cubrí mis cosas cuando se acercó, así que, en el cuarto viaje, vació el sacapuntas en una de sus manos y arrojó las virutas sobre mi cabeza y mi escritorio mientras ella pasaba. Las tres me acorralaron cuando terminaron las clases y me quitaron mi mochila y la tiraron a la basura.”
“Ya veo”, la directora hizo una cara comprensiva, “No es muy agradable, ¿verdad?”
“Eso el ocho de septiembre”, señalé, “Mi primer día de regreso a la escuela, el último semestre. El nueve de septiembre- “
“Disculpe, lo siento. ¿Cuántas entradas tienes?”
“Uno para casi todos los días escolares comenzando el último semestre. Lo siento, solo decidí hacer un seguimiento el verano pasado. El nueve de septiembre, otras tres muchachas de mi grado fueron alentadas por esas tres personas a burlarse de mí. Llevaba la mochila que habían arrojado a la basura, por lo que cada niña que estaba al tanto se tapaba la nariz o decía que olía a basura. Se corrió la voz, y para el final del día, otros se habían unido a la broma. Tuve que cambiar mi dirección de correo electrónico después de que mi bandeja de entrada se llenara en solo un día, con más del mismo tipo de cosas. Por cierto, tengo todos los correos electrónicos de odio que me enviaron aquí.” Puse mi mano en la segunda pila de papeles.
“¿Puedo?” Preguntó la Sra. Knott. Le di los correos electrónicos.
“Come vidrio y ahógate. Mirarte me deprime. Muere en un incendio”, recitó mientras pasaba las páginas.
“No nos desviemos”, dijo mi papá, “Llegaremos a todo a tiempo. Mi hija estaba hablando.”
“No terminé el nueve de septiembre”, le dije, “Um, déjame encontrar donde estaba. Clase de gimnasia, otra vez-”
“¿Quieres contar cada incidente individual?”, Preguntó la directora.
“Pensé que querrían que lo hiciera. No pueden emitir un juicio justo hasta que escuches todo lo que sucedió.”
“Me temo que parece bastante, y algunos de nosotros tenemos trabajos a los que volver esta tarde. ¿Puedes reducirlo a los incidentes más relevantes?”
“Son todos 'relevantes’”, dije. Tal vez había alzado la voz, porque mi papá puso su mano sobre mi hombro. Tomé aliento, y luego dije, tan tranquilamente como pude: “Si le molesta tener que escucharlo todo, imagine cómo se sintió vivirlo. Tal vez obtendrás solo una fracción de uno por ciento de una idea de cómo sería ir a la escuela con ellas.”
Miré a las chicas. Solo Madison parecía realmente alterada. Sophia me estaba mirando y Emma se veía aburrida, segura de sí misma. No me gustó eso.
Alan dijo: “Creo que todos comprendemos que ha sido desagradable. Usted ha establecido eso y le agradezco los detalles. Pero, ¿cuántos de esos incidentes puedes probar? ¿Los correos electrónicos fueron enviados desde las computadoras de la escuela?”
“Muy pocas direcciones de correo electrónico de la escuela, principalmente cuentas desechables de hotmail y yahoo”, la Sra. Knott respondió, mientras hojeaba las páginas, "Y para las pocas cuentas de correo electrónico de la escuela que se usaron, no podemos descartar la posibilidad de que alguien no haya dejado su cuenta abierta cuando salieron del laboratorio de computación.” Ella me dio una mirada de disculpa.
“Entonces los correos electrónicos están fuera de discusión”, dijo Alan.
“No es tu lugar para decidir eso”, respondió mi padre.
“Muchos de esos correos electrónicos fueron enviados durante el horario escolar”, recalqué. Mi corazón estaba latiendo. “Incluso los marqué con resaltador azul.”
“No”, dijo la directora, “Estoy de acuerdo con el Sr. Barnes. Probablemente sea lo mejor que centremos nuestra atención en lo que podemos verificar. No podemos decir quién envió esos correos electrónicos y desde dónde.”
Todo mi trabajo, todas las horas que había puesto en registrar eventos cuando recordar los eventos del día era lo último que quería hacer, todo en vano. Apreté los puños en mi regazo. “¿Estás bien?”, Murmuró mi padre en mi oído.
Sin embargo, había muy poco que realmente pudiera verificar.
“Hace dos semanas, el Sr. Gladly se me acercó”, me dirigí a la sala, “Verificó que algunas cosas habían ocurrido en su clase. Mi escritorio había sido destrozado con garabatos, jugo, pegamento, basura y otras cosas en diferentes días. ¿Recuerdas, Sr. Gladly?”
El señor Gladly asintió con la cabeza, “Sí.”
“Y después de la clase, ¿recuerdas haberme visto en el pasillo? ¿Rodeado de chicas? ¿Siendo insultada?”
“Recuerdo verte en el pasillo con las otras chicas, sí. Si mal no recuerdo, no pasó mucho tiempo después de que me dijeras que querías manejar las cosas por tu cuenta.”
“Eso no fue lo que dije”, tuve que controlarme para no gritar, “dije que pensaba que esta situación aquí, con todos los padres y maestros reunidos, sería una farsa. Hasta ahora, no me está demostrando que estaba equivocada.”
“Taylor”, mi padre habló. Puso su mano en uno de mis puños cerrados, luego se dirigió a la facultad, “¿Están acusando a mi hija de inventar todo lo que notó aquí?”
“No”, la directora dijo: “Pero creo que cuando alguien está siendo victimizado, es posible embellecer los eventos o ver el acoso cuando no hay ninguno. Queremos asegurarnos de que estas tres niñas reciban un trato justo.”
“¿Y yo-?” comencé, pero mi papá me apretó la mano y me callé.
“Mi hija merece un trato justo también, y si incluso uno de cada diez de estos eventos ocurrió, se trata de una campaña continua de abuso severo. ¿Alguien está en desacuerdo?”
“El abuso es una palabra fuerte”, Alan dijo, “Todavía no has probado-”
“Alan”, mi padre lo interrumpió, “Por favor, cállate. Esto no es un tribunal. Todos en esta mesa saben lo que hicieron estas chicas, y no pueden obligarnos a ignorarlo. Taylor cenó cientos de veces en tu mesa, y Emma hizo lo mismo en la nuestra. Si insinúas que Taylor es una mentirosa, dilo directamente.”
“Solo creo que ella es sensible, especialmente después de la muerte de su madre, ella-”
Empujé el montón de papeles fuera de la mesa. Había treinta o cuarenta hojas, por lo que era una buena nube de papeles a la deriva.
“No vayas allí”, hablé, en silencio, apenas podía oírme por el zumbido en mis oídos, “No hagas eso. Demuestra que eres al menos así humano.”
Vi una sonrisa en el rostro de Emma, antes de poner sus codos sobre la mesa y ocultarlo con sus manos.
“En enero, mi hija fue objeto de una de las bromas más maliciosas y repugnantes que he escuchado”, le dijo mi padre al director, haciendo caso omiso de los documentos que seguían llegando al piso, “terminó en el hospital Me miraste a los ojos y me prometiste que cuidarías de Taylor y estarías atento. Obviamente no lo has hecho.”
El Sr. Quinlan, mi profesor de matemáticas, habló: “Tienes que entender, otras cosas demandan nuestra atención. Hay una presencia de pandillas en esta escuela, y lidiamos con eventos serios como que los estudiantes lleven cuchillos a clase, consuman drogas y que los estudiantes sufran heridas que ponen en peligro la vida en peleas en el campus. Si no somos conscientes de ciertos eventos, no es intencional.”
“Entonces la situación de mi hija no es grave.”
“Eso no es lo que estamos diciendo”, le respondió la directora, exasperado.
Alan habló, “Vamos a ir al grano. ¿Qué les gustaría ver que suceda, aquí, en esta mesa, que harían que se vayan satisfechos?”
Mi papá se volvió hacia mí. Hablamos brevemente sobre esto. Dijo que, como vocero de su sindicato, siempre entraba en una discusión con un objetivo en mente. Establecimos la nuestra. La pelota estaba en mi cancha.
“Transfiérame a Arcadia High.”
Hubo algunas miradas de sorpresa.
“Esperaba que sugirieras expulsión”, respondió la directora, “La mayoría lo haría.”
“Ni mierda”, dije. Presioné mis dedos en mis sienes, “Lo siento por maldecir. Voy a ser un poco impulsiva hasta que haya superado esta conmoción cerebral. Pero no, sin expulsión. Porque eso solo significa que ellas pueden postularse a la escuela más cercana, Arcadia, y como no están inscriptas en la escuela, significaría una entrada acelerada más allá de la lista de espera. Eso es solo sería recompensarlas.”
“Recompensarlas”, habló la directora. Creo que lo tomó como un insulto. Bien.
“Sí”, le dije, sin preocuparme en lo más mínimo por su orgullo, “Arcadia es una buena escuela. Sin pandillas. Sin drogas. Tiene un presupuesto. Tiene una reputación por mantener. Si me acosaran allí, podría ir a la facultad y obtener ayuda. Nada de eso es cierto aquí.”
“¿Eso es todo lo que querrías?”, Preguntó Alan.
Negué con la cabeza, “No. Si fuera por mí, querría que esas tres tuvieran suspensión con clases durante los dos meses restantes del semestre. Sin privilegios tampoco. No se les permitirían bailes, acceso a eventos escolares, computadoras o un lugar en equipos o clubes.”
“Sophia es una de nuestras mejores corredoras en atletismo”, dijo la directora.
“En serio, en serio no me importa”, respondí. Sophia me miró.
“¿Por qué la suspensión con clases?”, Preguntó el Sr. Gladly, “Significaría que alguien tendría que vigilarlas constantemente.”
“¿Tendría que tomar clases de verano?”, Intervino Madison.
“Habría clases de recuperación si tomamos esa ruta, sí”, dijo la directora, “Creo que eso es un poco severo. Como el Sr. Gladly mencionó, requeriría recursos que no tenemos. Nuestro personal está bastante estirado como está.”
“La suspensión son unas vacaciones”, repliqué, “y solo significa que podrían hacer un viaje a Arcadia y vengarse de mí allí. No. Prefiero que no reciban ningún castigo que verlas suspendidas o expulsadas.”
“Como si eso fuera una opción”, bromeó Alan.
“Cállate, Alan”, respondió mi papá. Para el resto de la mesa, dijo: “No veo nada irreal acerca de lo que mi hija está proponiendo.”
“Por supuesto que no”, dijo el tutor de Sophia, “Te sentirías diferente si las cosas fueran al revés. Siento que es importante que Sophia continúe asistiendo a sus prácticas de atletismo. Los deportes le dan la estructura que ella necesita. Negarle eso solo conduciría a una disminución en su comportamiento y conducta.”
El padre de Madison agregó sus propios dos centavos: “Creo que dos meses de suspensión son demasiados.”
“Me veo obligado a estar de acuerdo en todos los aspectos”, dijo la directora. Mientras mi papá y yo nos movíamos para protestar, ella levantó las manos para detenernos: “Teniendo en cuenta los eventos que ocurrieron en enero, y con la propia admisión del Sr. Gladly de que ha habido incidentes en su clase, sabemos que ha habido algún tipo de intimidación constante. Me gustaría pensar que mis años como educadora me han dado la capacidad de reconocer la culpa cuando la veo, y estoy segura de que estas chicas son culpables de algo de lo que la víctima las acusa. Propongo una suspensión de dos semanas.”
“¿No me estabas escuchando?”, Le pregunté. Mis puños estaban apretados tan fuerte que mis manos temblaban, “No estoy pidiendo una suspensión. Eso es prácticamente lo último que quiero.”
“Estoy del lado de mi hija en esto”, dijo mi padre, “Yo diría que dos semanas son irrisorias, dada esta larga lista de ofensas criminales que estas niñas han cometido, excepto que no tiene nada de gracioso.”
“Tu lista significaría algo si pudieras respaldarla con evidencia”, comentó Alan irónicamente “Y si no estuviera por todo el piso.”
Pensé por un segundo que mi papá lo golpearía.
“Más de dos semanas significarían que las notas de estas chicas sufrirían hasta el punto de que podrían fallar el año”, dijo la directora, “No creo que eso sea justo.”
“¿Y mi trabajo escolar no ha sufrido debido a ellas?”, Le pregunté. El zumbido en mis oídos estaba llegando a su límite. Me di cuenta, tardíamente, que acababa de darle una oportunidad para mencionar mis clases perdidas.
“No estamos diciendo que no,” el tono de la directora era paciente, como si estuviera hablando con un niño pequeño. “Pero la justicia ojo por ojo no le hace ningún favor a nadie.”
Ella no había mencionado las clases. Me preguntaba si ella siquiera lo sabía.
“¿Hay alguna justicia aquí?” Respondí, “No la estoy viendo.”
“Están siendo castigadas por su mala conducta.”
Tuve que detenerme para conscientemente alejar a los bichos. Creo que estaban reaccionando a mi estrés, o mi conmoción me estaba haciendo un poco menos consciente de lo que estaba haciendo con ellos, porque estaban acercándose sin darles la orden. Ninguno había ingresado a la escuela o a la sala de conferencias, afortunadamente, pero cada vez me preocupaba más que mi control se escapara. Si lo hiciera, en lugar de vagar en mi dirección general o gravitar hacia mi ubicación, los bichos se convergirían en un enjambre de pleno.
Tomé una respiración profunda.
“Lo que sea”, le dije, “¿sabes qué? Bien. Permita que se salgan con dos semanas de vacaciones como recompensa por lo que me hicieron. Tal vez si sus padres tienen un gramo de corazón o responsabilidad, encontrarán un castigo apropiado. No me importa. Solo transfiéreme a Arcadia. Déjame alejarme de esto.”
“Eso no es realmente algo que pueda hacer”, dijo la directora, “Hay jurisdicciones-”
“Inténtalo”, le supliqué, “tira de algunas cuerdas, pide favores, habla con amigos en otras facultades.”
“No quiero hacer ninguna promesa que no pueda cumplir”, dijo.
Lo que significaba que no.
Me puse de pie.
“Taylor”, mi papá puso su mano en mi brazo.
“No somos el enemigo”, dijo la directora.
“¿No?” Me reí un poco, amarga, “Eso es gracioso. Porque parece que son ustedes, los matones y los otros padres contra mí y mi papá. ¿Cuántas veces me has llamado por mi nombre, hoy? Ninguna. ¿Sabes por qué? Es un truco que usan los abogados. Llaman a su cliente por su nombre, pero se refieren al otro tipo como la víctima, o el delincuente, dependiendo. Hace que tu cliente
sea más identificable, deshumaniza al otro lado. El empezó a hacerlo desde el principio, tal vez incluso antes de que esta reunión comenzara, e inconscientemente convenció.”
“Estás siendo paranoica”, dijo la directora, “Taylor. Estoy segura de haber dicho tu nombre.”
“Andate a la mierda”, espeté, “Me das nauseas. Eres una ilusa, fangosa, egoísta...”
“¡Taylor!” Mi papá tiró de mi brazo, “¡Detente!”
Tuve que concentrarme un segundo y ordenar a los bichos que se vayan, de nuevo.
“Tal vez traeré un arma a la escuela”, les dije, mirándolos, “si amenazara con apuñalar a una de esas chicas, ¿al menos me expulsarías? ¿Por favor?” Pude ver que los ojos de Emma se abrieron ante eso. Bueno. Tal vez ella dude antes de molestarme otra vez.
“¡Taylor!” Mi padre habló. Se puso de pie y me abrazó con fuerza, mi rostro contra su pecho, así que no pude decir nada más.
“¿Tengo que llamar a la policía?”, Escuché a Alan.
“Por última vez, Alan, cállate”, gruñó mi padre, “Mi hija tiene razón. Esto ha sido una broma. Tengo un amigo en los medios. Creo que voy a llamarla, enviarle por correo electrónico esa lista de correos electrónicos y la lista de incidentes. Tal vez la presión del público haría las cosas.”
“Espero que no llegue a eso, Danny”, respondió Alan. “Si recuerdas, tu hija atacó y golpeó a Emma la noche anterior. Eso es además de amenazarla, aquí. Podríamos presentar cargos. Tengo el video de vigilancia del centro comercial, y un recibo firmado de esa superheroína adolescente, Shadow Stalker, que verifica que vio que sucedió, en lo que pudo haber provocado disturbios.”
Oh. Así que esa era la razón por la que Emma había estado tan confiada. Ella y su padre tenían un as bajo la manga.
“Hay circunstancias atenuantes”, protestó mi padre, “Tiene una conmoción cerebral, fue provocada, solo golpeó a Emma una vez. Los cargos no se mantendrían.”
“No. Pero el caso podría prolongarse por algún tiempo. Cuando nuestras familias solían cenar juntas, ¿recuerdas que dije como la mayoría de los casos se resolvian?”
“Decidido por quién se quedaba sin dinero primero”, dijo mi padre. Sentí que me agarraba un poco más fuerte.
“Puedo ser un abogado de divorcios, pero lo mismo se aplica en un caso criminal.”
Si fuéramos a los medios, presionaría los cargos de asalto solo para drenar nuestras cuentas bancarias.
“Pensé que éramos amigos, Alan”, respondió mi padre, con la voz tensa.
“Éramos. Pero al final del día, tengo que proteger a mi hija.”
Miré a mis maestros. A la Sra. Knott, quien incluso diría que era mi maestra favorita, “¿No ven la mierda que es esto? Nos está chantajeando frente a ustedes, ¿y no pueden entender que esta manipulación ha estado ocurriendo desde el principio?”
La señora Knott frunció el ceño, “No me gusta cómo suena, pero solo podemos comentar y actuar sobre lo que sucede en la escuela.”
“¡Está sucediendo justo aquí!”
“Sabes a lo que me refiero.”
Me alejé. En mi prisa por salir de esa habitación, prácticamente pateé la puerta. Mi papá me alcanzó en el pasillo.
“Lo siento”, dijo.
“Lo que sea”, dije, “estoy tan no sorprendida.”
“Vamos a casa.”
Negué con la cabeza, alejándome, “No. Necesito ir. Irme. No estaré en casa para la cena.”
“Detente.”
Hice una pausa.
“Quiero que sepas que te amo. Esto está lejos de terminar, y te estaré esperando cuando vuelvas a casa. No te rindas, y no hagas nada imprudente.”
Abracé mis brazos cerca de mi cuerpo para hacer que las sacudidas en mis manos se detuvieran.
“Bueno.”
Lo dejé atrás y me dirigí a la puerta principal de la escuela. Comprobando dos veces que no me había seguido y que no podía verme, saqué uno de los teléfonos celulares desechables del bolsillo delantero de mi sudadera. Lisa contesto a mitad del primer llamado. Ella siempre lo hacía, una de sus pequeñas peculiaridades.
“Oye. ¿Como fue?”
No pude encontrar las palabras para una respuesta.
“¿Así de mal?”
“Sí.”
“¿Que necesitas?”
“Quiero golpear a alguien.”
“Nos estamos preparando para una redada en el ABB. No te molestamos porque aún te estás recuperando, y sabía que estarías ocupada con tu reunión en la escuela. ¿Quieres participar?”
“Sí.”
“Bueno. Nos estamos dividiendo por un montón de ataques coordinados con algunos de los otros grupos. Estarías con, eh, un segundo...”
Ella dijo algo, pero no fue dirigido al teléfono. Escuché la voz baja de Brian respondiendo.
“Cada equipo se está dividiendo, es un poco complicado de explicar, pero sí. Perra iría con uno o dos miembros de los Viajeros, algunos de la Cuadrilla de Faultline y probablemente algunos de Imperio Ochenta y Ocho. Nos ayudaría mucho a mantener la calma si fueras también. Especialmente con la tensión entre nosotros y el Imperio.”
Pude ver el autobús al final de la calle, acercándose.
“Estaré allí en veinte minutos.”

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.06.08 20:46 master_x_2k Interludio III Los Custodios

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

____________________Interludio III Los Custodios____________________

El edificio que alberga la división local del Equipo de Respuesta a Parahumanos realmente no sobresalía. El exterior era todo ventanas, lo suficientemente reflexivo como para reflejar el gris oscuro moteado del cielo en lo alto. Solo un logotipo de escudo con las letras "E.R.P." lo marcó aparte de los otros edificios del centro de Brockton Bay.
Aquellos que ingresan al lobby se encuentran con una situación extraña. Por un lado, se podía ver a los diversos empleados vestidos de traje, entrando y saliendo apresuradamente del edificio, hablando en grupos. Un equipo de cuatro oficiales del EPR estaba en espera, cada uno estacionado en un área diferente del vestíbulo, equipado con el mejor equipamiento que el dinero podía comprar. Todos tenían chalecos de malla y chalecos de kevlar, cascos que cubrían sus rostros y armas de fuego. Sin embargo, el equipo era diferente, ya que dos de ellos tenían lanzagranadas colgando de correas al hombro con bandoleras de varias municiones especiales en el pecho, incluida una granada de extinción de incendios, una munición EMP y varias granadas de aturdimiento. Los otros dos tenían lo que parecía a primera vista ser un lanzallamas; si tiraran de los gatillos, expulsarían un espeso y espumoso chorro de espuma, suficiente para contener a todos menos a los villanos más fuertes y rápidos.
En marcado contraste con esto, estaba la tienda de regalos que estaría llena de jóvenes cuando terminara la escuela, luciendo una selección de figuras de acción, posters, videojuegos y ropa. Imágenes de un metro y medio de altura de los diversos miembros de equipo del Protectorado y los Custodios estaban colgados a intervalos regulares alrededor del lobby, cada una respaldada por colores brillantes.
Había un alegre guía turístico esperando pacientemente en la recepción, sonriendo con encanto a cualquiera que mirara en su dirección. Según un cronograma, guiaría a turistas y niños a las oficinas del ERP, la armería, el área de entrenamiento y el estacionamiento con las furgonetas de contención de parahumanos, mostrándoles lo que se necesitaba para administrar a los héroes locales. Para aquellos dispuestos a pagar por la gira premium, esperar hasta dos horas y sufrir la escolta de un escuadrón ERP, habría una parada adicional en la gira: un vistazo al Cuartel de los Custodios.
Cuando un agobiado equipo de jóvenes héroes se tambaleó hacia el vestíbulo, sin embargo, no hubo una gira, solo una mujer corpulenta con pelo corto. Llevaba una chaqueta y una falda de traje azul marino, y esperaba con un par de hombres de aspecto severo con trajes justo detrás de ella. Sin decir palabra, los condujo a través de una puerta detrás de la recepción y hacia una sala de reuniones.
“Directora Piggot. Señora,” Aegis la saludó, su voz tensa. Su traje estaba hecho jirones, y era más carmesí con su propia sangre que su blanco original. Estaba tan estropeado que su identidad civil podría haber sido revelada, si no fuera por la sangre seca y los trozos de carne que le habían quitado, algunas de las heridas tenían medio metro de ancho.
“Dios mío, Aegis,” sus cejas se elevaron una fracción, “Estás echo una porquería. ¿Qué pasa con tu voz?”
“Pulmón perforado, señora”, dijo Aegis con voz áspera, “creo que hay un agujero en mi pecho y espalda.” Como para demostrar, metió los dedos en la cavidad de su pecho.
La directora Piggot no apartó la vista, pero uno de los hombres que estaba detrás de ella se veía con un toque verde, “Puedo tomar tu palabra. No necesitas pasar tu brazo a través de tu pecho para demostrarlo.”
Aegis sonrió y retiró la mano de su pecho.
Su expresión se endureció, “No estaría sonriendo en este momento.”
La sonrisa de Aegis cayó. Miró por encima del hombro a sus compañeros de equipo. Gallant, Kid Win, Vista, Browbeat y Clockblocker llevaban expresiones adecuadamente sombrías.
“Esto fue un fiasco”, les dijo.
“Sí, señora. Perdimos”, admitió Gallant.
“Perdieron, sí. Eso es lo de menos. También causaron cantidades terribles de daño a la propiedad. Me temo que toda la destrucción causada por la niña mimada[[1]](file:///C:/Users/Fernando/Documents/Books/Wildbow/Worm%201%20espa%C3%B1ol.docx#_ftn1) de New Wave es también su responsabilidad, ya que la invitaron a participar. _Sin mi permiso._”
“Yo la invité”, dijo Gallant, “asumiré la culpa, y usted puede tomar los costos por el daño a la propiedad de mi fideicomiso.”
La Directora Piggot le ofreció una sonrisa delgada y completamente carente de humor, “Veo que le haces honor a tu nombre. Sí, estoy segura de que esa es la mejor manera de transmitir el mensaje. Tus compañeros de equipo y yo sabemos quién eres debajo de la máscara. De todos aquí, incluida yo misma, eres el más capaz de manejar una multa de decenas de miles de dólares.”
“No lo negaré, señora”, Gallant ahogó las palabras.
“Me temo que soy una creyente en el castigo, cuando se debe castigar. Tomar dinero de alguien con dinero de sobra no va a significar nada. Todos ustedes compartirán la cuenta entre ustedes. Como no puedo tocar los fondos fiduciarios que el ERP estableció para ustedes, tendré que conformarme con recortarles el sueldo. Tal vez la próxima vez, el resto de ustedes puede convencer a Gallant a que no invite a su novia”
Las protestas se superpusieron. “¡Su hermana estaba en el banco! ¡Ella hubiera ido de todos modos!” “¡Comienzo la universidad el próximo otoño!”
La Directora Piggot simplemente aguantó los argumentos y las quejas. Una persona más cínica incluso podría sugerir que disfrutaba oyéndolas. Cuando pasaron uno o dos minutos y estaba claro que ella no iba a responder o ser arrastrada a una discusión, los jóvenes héroes se sumieron en un huraño silencio. Se aclaró la garganta y habló de nuevo.
“Kid Win. Estoy muy interesada en saber de esta arma que desplegaste en el campo de batalla.”
“¿Mi Cañón Alternador?” Preguntó Kid Win, encogiéndose solo un poco.
“Tendrás que perdonarme”, sonrió Piggot, “El papeleo llega a ser un poco demasiado a veces. ¿Tal vez sabes dónde encontrar la documentación de nuestros equipos militares y científicos para este Cañón Alternador?”
“Dios, Kid”, Aegis gimió por lo bajo, con su voz arruinada.
Kid Win parecía más molesto por la reacción de Aegis que por otra cosa, “Yo, uh. Aún no lo he aclarado oficialmente. Solo pensé que sería mejor usar el cañón y hacer todo lo posible para detener el robo.”
“Ahí es donde estarías equivocado”, le dijo Piggot, “La realidad es que el dinero que se tomó del banco está muy abajo en mi lista de prioridades. Incluso puedes llegar a sugerir que no me importa.”
“Director-” comenzó Aegis. Él no llegó a terminar.
“Lo que me importa es la percepción pública de las capas. Me importa asegurarme de que obtengamos suficientes fondos para mantener a los Custodios, el Protectorado y los escuadrones del ERP pagados y equipados. Sin eso, todo lo que he trabajado para construir se viene abajo.”
“¿Qué vas a hacer?”, Le preguntó Kid Win.
“El cañón se desmantela, primero que nada.”
“¡No!” Aegis y Kid Win hablaron al mismo tiempo. La Directora Piggot pareció brevemente sorprendida por el desafío.
“Empecé con el Cañón Alternador, así tendría algo que sacar en caso de una amenaza de Clase A”, dijo Kid Win, “Deshacerse de él sería un total desperdicio. No me importa si nunca puedo usarlo de nuevo. Dáselo a tu escuadrón ERP. Le enseñaré a alguien cómo funciona. Puedes montarlo en uno de tus camiones o algo así.”
La Directora Piggot frunció el ceño, “La cantidad de tiempo y dinero que eso requeriría, para un evento que podría nunca ocurrir... no. Supongo que puedes quedarte el cañón.”
Kid Win prácticamente se hundió con alivio.
“Pero cualquiera que sea la fuente de poder, la vas a remover, y la mantendré bajo llave. Si una amenaza Clase A entra en juego, te la entregaré. Y el cañón todavía pasa por el proceso de revisión estándar para todo el material creado por Artesanos. Si no pasa la revisión, si estabas poniendo a las personas y a la propiedad en riesgo indebido con lo que hiciste hoy, me temo que podrías enfrentar una multa sustancial o un tiempo en la cárcel.”
Kid Win empalideció.
“¡Directora!” Aegis gruñó la palabra, dando un paso adelante.
“Cállate, Aegis”, gruñó Piggot, “Escucharte tratando de hablar con un pulmón perforado me duele a mí, y por mucho que admiro que defiendas a tu equipo, tu única bocanada de aire se desperdicia aquí.”
Kid Win se volvió hacia Aegis y le ofreció una pequeña sonrisa de disculpa.
“Kid Win, vienes con nosotros para una revisión disciplinaria. Todos los demás pueden retirarse. El grupo de turistas pasará por su alojamiento en una hora, y es probable que haya más de unos pocos periodistas mirando por la ventana. Traten de limpiarse para las fotos que indudablemente van a aparecer en los periódicos de mañana. Por favor.”
Los dos hombres vestidos de traje marcharon al miserable Kid Win por la puerta después de la Directora Piggot. Kid Win le lanzó una mirada preocupada a su equipo antes de que lo sacaran de la vista.
“Hagamos un recuento”, Aegis gruñó, “Gallant o Clockblocker al frente, ustedes decidan quién.”
El equipo salió caminando de la sala de reuniones y se dirigió a su ascensor reservado. Fue diseñado por Artesanos para impresionar a los turistas y ser mucho más seguro. Las secciones entrelazadas de metal se desplegaron y se deslizaron fuera del camino mientras se acercaban, luego se cerraron detrás de ellos. Bajaba de forma tan suave que era casi imposible saber si el ascensor se estaba moviendo.
Salieron a un largo pasillo de acero cromado.
“Voy a tener pesadillas”, gruñó Clockblocker, mientras tocaba con cuidado las ronchas alrededor de su nariz y boca, “Pesadillas con montones y montones de arañas.”
En el otro extremo del pasillo, llegaron a una terminal de seguridad. Aegis señaló a Clockblocker.
“¿Usualmente no lo haces tu?”
“Puede que tenga la retina desprendida”, admitió Aegis con su voz vacilante, “No quiero fallar el escaneo.”
Clockblocker asintió vacilante, luego se inclinó hacia delante para dejar que el terminal escrutara sus ojos. Las puertas de acero hicieron clic, luego se abrieron con un zumbido apenas audible, dejando que los jóvenes héroes y heroínas se abrieran camino en el área principal de su cuartel general.
La habitación tenía forma de cúpula, pero había secciones de pared que podían desmontarse y reordenarse sobre la marcha. Algunos habían sido creados para darles a los diferentes miembros del equipo sus habitaciones individuales, mientras que otros enmarcaban los umbrales que conducían a las duchas, el cuarto de archivo y su sala de prensa / reunión. Una serie de computadoras y monitores de gran tamaño estaban conectadas en red a un lado de la sala, rodeados por media docena de sillas. Uno de los monitores mostraba una cuenta atrás para el siguiente grupo de turistas, mientras que otros mostraban imágenes de cámaras en ubicaciones clave de la ciudad. El Banco Central era uno de ellos, una imagen oscura marcada por el rojo y el azul de las sirenas de la policía.
“¿Shadow Stalker está ausente?”, Preguntó Gallant.
“No pudo llegar a tiempo”, gruñó Aegis, “le dije que se quedara dónde estaba.”
“Ella va a odiar eso. ¿No tiene un gran odio por Grue?”, Preguntó Clockblocker.
“Parte de la razón”, Aegis gruñó las palabras, “le dije que se quedara. No necesito eso. Voy a ducharme. Curarme las heridas. Ustedes hagan el recuento de los hechos.”
“Claro que sí, Jefe,” Clockblocker saludó estilo militar. “Que te mejores.”
"Putos perros mutantes", murmuró Aegis, mientras se dirigía al baño. Se quito la mitad superior de su disfraz hecho jirones antes de que cruzar la puerta.
“¿Vista? ¿Puedes ir a agarrar la pizarra? Trae dos.” Gallant se volvió hacia su miembro más joven. Vista casi saltó en su apuro para seguir la orden.
“¿Qué le va a pasar a Kid?” Browbeat habló por primera vez, “No sé cómo funciona todo esto. ¿Es serio?”
Gallant consideró por un momento, “Podría ser, pero mi instinto me dice que Piggy solo quiere asustarlo. Tiene que dejar de probar los límites con las personas a cargo, o va a tener problemas reales en algún momento.”
“Entonces, no es exactamente el mejor comienzo para tu nueva carrera, ¿eh?” Clockblocker giró hacia Browbeat.
“Caraja, no me molestaría tanto si supiera lo que sucedió”, Browbeat se estiró, y sus músculos comenzaron a disminuir de tamaño, “Al menos entonces podría averiguar qué hacer mejor la próxima vez. Todo lo que sé es que de repente estaba ciego y sordo, y cuando traté de moverme, todo se torció por el camino equivocado. Entonces creo que me aturdieron.”
Vista regresó, arrastrando un par de pizarras en marcos de ruedas detrás de ella.
“Mantén ese pensamiento”, Gallant le dijo a su miembro más nuevo, “Hey, Clock, ¿no te importa si tomo el mando?”
Clockblocker aún usaba las yemas de sus dedos para explorar los bultos levantados en su rostro, “Adelante. Voy a posponer las cosas lo más que pueda en lo del liderazgo.”
“Eres el más viejo después de Carlos. ¿Solo serán tres o cuatro meses antes de que seas el miembro más antiguo?”
“Y mantendré esa posición ni siquiera el resto del verano antes de graduarme y pasarte el manto a ti,” Clockblocker sonrió despreocupadamente, “No te preocupes. Toma el control.”
Gallant se quitó el casco y lo sostuvo en una mano, pasándose los dedos por el cabello rubio húmedo por el sudor. Sonrió triunfante a Vista mientras colocaba las pizarras blancas para que todos pudieran verlas, “Gracias.”
Gallant no necesitó usar su poder para obtener una respuesta emocional de la heroína de trece años. Ella se puso de un rosa brillante. No podría haber ninguna duda para los presentes de que le gustaba su compañero de equipo mayor.
“De acuerdo muchachos”, dijo Gallant, “antes de comenzar, creo que es importante aclarar algunas cosas. En primer lugar, lo más importante, hoy no fue un fracaso. Incluso diría que hoy fue una victoria para los buenos, y comenzamos a establecer eso aquí y ahora.”
Se tomó un segundo para medir las reacciones incrédulas de su audiencia, luego sonrió.
“Los Undersiders. Hasta el momento, han pasado desapercibidos, pero más recientemente han comenzado a realizar trabajos de mayor perfil. Golpearon al casino Ruby Dreams hace cinco semanas, y ahora acaban de robar el banco más grande de Brockton Bay. Esta vez tuvimos la suerte de ponernos en su camino. Eso significa que finalmente tenemos información sobre su grupo.”
Se volvió hacia la pizarra y escribió los nombres de sus oponentes. Grue, Tattletale y Hellhound fueron al primer tablero, con líneas que separan el tablero en tres columnas. Escribió a Regent en el segundo tablero, trazó una línea y luego dudó en la quinta y última columna. "¿Se nombró a sí mismo? ¿El tipo con los bichos?”
“Chica”, lo corrigió Clockblocker, “estaba hablando con los rehenes después de que los Undersiders se escaparon. Dijo que tenía miedo de moverse porque ella iba a hacer que lo mordiera. Me llevó un poco darme cuenta de lo que quería decir exactamente. El pobre tipo estaba en estado de shock.”
“¿Pero no sabemos cómo se llamaba a sí misma?”
Nadie tenía ninguna respuesta a eso.
“Entonces tenemos que acordar un nombre para ella, o la documentación va a ser inconsistente. ¿Sugerencias para un nombre para la chica bicho?”
“¿Larva? ¿Gusano?” Browbeat le ofreció, “¿Pegarle un nombre de porquería?”
“No queremos hacer eso”, suspiró Clockblocker, “Tal vez si hubiésemos ganado, podríamos salirnos con la nuestra, pero no se ve tan bien si la prensa informa que nos pateó el culo alguien llamado gusano.”
“¿Stinger?
[
[2]](file:///C:/Users/Fernando/Documents/Books/Wildbow/Worm%201%20espa%C3%B1ol.docx#_ftn2)¿Pestilence?” Sugirió Vista.
Clockblocker se giró en la silla y tecleó los nombres en la computadora, “Tomados. Stinger es un villano en California con armadura de poder, un jetpack y misiles guiados, y Pestilence es un psicópata espeluznante en Londres.”
"¿Skitter?" Gallant soltó el nombre al aire.
Hubo un ruido de teclas cuando Clockblocker tecleó, “No está tomado.”
“Entonces sirve”, Gallant escribió el nombre en la pizarra, “Ahora intercambiamos ideas. Aquí es donde recuperamos nuestras pérdidas del día, calculamos un ángulo para poder ganar la próxima vez. Así que no se contengan. Compartan cualquier detalle, sin importar cuán insignificante sea.”
“El poder de Grue no es solo la oscuridad. No puedes escuchar allí tampoco. Y también se siente extraño”, dijo Browbeat, “Hay resistencia, como si estuvieras bajo el agua, pero no flotando.”
“Bien”, Gallant escribió eso en la columna de Grue, “¿Siguiente?”
“Los mutantes que hace Hellhound. ¿Los perros? Ella no los controla con su mente. Están entrenados”, ofreció Vista, “Ella les dice qué hacer con silbidos, gestos.”
“Sí, buen punto, me di cuenta de eso”, respondió Gallant, agregando con entusiasmo otra nota a la pizarra.
“La chica con los bichos... Skitter. Es todo lo contrario. Ella tiene un gran control sobre ellos”, agregó Clockblocker.
“¡Sí!”
“Además, según la rehén con la que hablé, ella dijo que puede sentir las cosas a través de sus bichos, que es cómo vigilaba a los rehenes.”
No pasó mucho tiempo antes de que la mayoría de las columnas estuvieran lo suficientemente llenas como para que Gallant tuviera que girar las pizarras para usar las partes traseras.
Carlos regresó de la ducha, con pantalones deportivos y una toalla alrededor de los hombros. Era puertorriqueño, su cabello largo. Su cuerpo estaba limpio de sangre, salvo algunos residuos de restos de heridas irregulares en sus brazos, estómago y pecho. Había cosido torpemente los cortes y las hendiduras, lo que hizo sorprendentemente poco para que fueran más fáciles de ver. Se sentó en una silla y agregó su aporte para las listas, que no fue demasiado. Había estado incapacitado durante demasiado de la pelea para tener mucho que decir.
Hubo un ruido abrasivo de la computadora ya que cada monitor de repente brilló en amarillo. Los Wards se apresuraron a ponerse sus máscaras. Aegis agarró una de repuesto de un cajón de las computadoras.
La entrada se abrió con un zumbido y Armsmaster entró, acompañado por la atractiva Miss Militia. Vestía un uniforme militar modificado, lo suficientemente ajustado en las áreas esenciales para acentuar sus curvas, luciendo un pañuelo alrededor de la boca con una bandera estadounidense bordada y una faja similar alrededor de la cintura. Lo más llamativo, sin embargo, fue el gran lanzacohetes que sostenía sobre sus hombros de la misma manera que un levantador de pesas podría sostener una barra.
“Armsmaster", Gallant se puso de pie, "Es bueno verlo, señor. Miss Militia, siempre es un placer.”
“Siempre el caballero”, los ojos de Miss Militia insinuaron la sonrisa detrás de su bufanda, “Trajimos un invitado.”
Siguiendo detrás de Armsmaster y Miss Militia, estaba una adolescente con una túnica blanca envolvente. Panacea. Ella tenía una tarjeta de identificación con un cordón alrededor de su cuello, con su foto y la palabra "INVITADO" en letras azules brillantes.
“Ella tuvo la amabilidad de ofrecerse voluntariamente para venir y curarlos”, Miss Militia les dijo a los jóvenes héroes, “No puedo enviarlos a casa con heridas horribles y cientos de picaduras de insectos, ¿o sí? Eso los dejaría en evidencia.”
Cambió la posición del lanzacohetes sobre sus hombros, y se disolvió en una mancha de energía verde-negra. La energía se encendió y se arqueó alrededor de ella por unos breves instantes, luego se materializó en una ametralladora. Solo mantuvo esa forma durante unos segundos antes de parpadear y solidificarse en un rifle de francotirador, luego un arma de arpón, y finalmente se quedó en la forma de un par de uzis, uno en cada una de sus manos. Ella apenas parecía darse cuenta, más allá de la acción automática de enfundar las armas.
“Quería agradecerles por venir a salvarme”, dijo Panacea, tímidamente, “y por dejar que Glory Girl venga con ustedes.”
Gallant sonrió, luego, en un tono más preocupado, preguntó: “¿Ustedes dos están bien?”
Panacea negó con la cabeza, “Tattletale encontró una forma de atravesar la invencibilidad de mi hermana. Glory Girl fue picada bastante mal, por eso no vine antes. Creo que te golpea más fuerte, psicológicamente, cuando eres prácticamente invencible pero te lastiman de todos modos. Pero estamos bien ahora. Ella ha sanado, pero está malhumorada. Yo-- Yo estoy bien. Un golpe en mi cabeza, pero estoy bien.”
“Bien.”
Armsmaster estaba en la pizarra, repasando los puntos. “Me gusta esto. Pero esta...” Tocó la columna titulada Tattletale, “Casi vacía.”
“Ninguno de nosotros se encontró con ella, y los rehenes no tenían nada que decir sobre ella”, respondió Gallant.
“Panacea podría ayudar allí”, ofreció Miss Militia.
Todos los ojos se volvieron hacia la chica.
“Yo-- Pasaron muchas cosas", se cubrió Panacea.
“Cualquier detalle ayuda.”
“Um. Lo siento”, dijo, mirando hacia abajo al suelo, “me golpearon en la cabeza, pero mi poder no funciona conmigo misma, y no soy del tipo de personas que salen disfrazadas y se meten en peleas, así que temiendo por mi vida… no lo sé. Todo eso… No puedo ordenar mis pensamientos todavía.”
“Cuanto antes-” comenzó Armsmaster.
“Está bien”, lo interrumpió Miss Militia, “Amy, ¿por qué no empiezas a ocuparte de los Custodios? Si algo te viene a la mente, cualquier cosa que los Undersiders hayan dicho o hecho, o cualquier pista que creas que pueda ayudar, compártelo después, ¿está bien?”
Panacea sonrió agradecida a la heroína, luego se volvió hacia el grupo, “¿Quién necesita más ayuda? ¿Aegis?”
“Viviré”, dijo Aegis, “puedo ser el último.”
Gallant levantó vacilante su mano, “Uno de los perros del Hellhound se estrelló contra mí. Creo que podría tener una costilla rota. Los paramédicos me dieron el visto bueno, pero quiero estar más seguro de que no estoy arriesgando un pulmón perforado o algo así.”
Panacea frunció el ceño, luego hizo un gesto hacia el otro extremo de la habitación, “Te echaré un vistazo allí, ¿está bien?”
“Que sorpresa, el novio de Glory Girl recibe un tratamiento especial”, Clockblocker sonrió para dejar en claro que solo estaba bromeando. Gallant solo sonrió en respuesta.
La pareja fue a la alcoba de Gallant, y ella lo sentó en la cama antes de ponerle una mano en el hombro. Se echó la capucha hacia atrás y frunció el ceño.
“No tienes un pulmón perforado. Tienes una costilla fracturada, pero ni siquiera tienes tanto dolor. Por qué-”
“Mentí. Quería hablar contigo, solo”, le tomó la mano.
Ella frunció el ceño y retiró su mano como si la hubiera mordido. Como para asegurarse doblemente de que no volvería a agarrar su mano, se cruzó de brazos.
“Sabes que puedo percibir emociones”, dijo, “Las emociones de todos, como una nube de colores a su alrededor. No puedo apagarlo. Es solo como veo el mundo.”
“Victoria lo mencionó.”
“Por eso eres un libro abierto para mí. Sé que tienes miedo. No… estás aterrorizada, y es por eso que no estás hablando.”
Suspiró y se sentó en la cama, tan lejos de Gallant como pudo.
“Nunca quise estos poderes. Nunca quise poderes, punto.”
El asintió.
“Pero los obtuve de todos modos, y recibí atención internacional por eso. La sanadora. La chica que podría curar el cáncer con un toque, hacer a alguien diez años más joven, volver a crecer miembros perdidos. Estoy obligada a ser un héroe. Cargada con esta obligación. No podría vivir conmigo misma si no usara este poder. Es una gran oportunidad para salvar vidas.”
“¿Pero?”
“Pero al mismo tiempo… no puedo curar a todos. Incluso si voy al hospital todas las noches durante dos o tres horas a la vez, hay miles de otros hospitales que no puedo visitar, decenas de millones de personas con una enfermedad terminal o que viven en un infierno personal donde están paralizadas. o en constante dolor. Estas personas no merecen enfrentar eso, pero no puedo ayudarlos a todos. No puedo ayudar al uno por ciento de ellos aun si invierto unas veinte horas al día.”
“Tienes que concentrarte en lo que puedes hacer”, le dijo Gallant.
“Suena más fácil de lo que es,” contestó Panacea, con un toque de amargura, “¿Entiendes lo que significa curar a algunas de estas personas? Siento que cada segundo que me tomo es un segundo que he fallado de alguna manera. Durante dos años, ha sido esta… presión. Me acuesto en la cama, me despierto por la noche y no puedo dormir. Entonces me levanto y voy al hospital a medianoche. Voy a pediatría, curo a algunos niños. Voy a la unidad de cuidados intensivos, salvo algunas vidas… y lo hago de forma automática. Ni siquiera puedo recordar a las ultimas personas que salvé.”
Ella suspiró de nuevo, “¿La última persona que realmente recuerdo? Fue quizás hace una semana, estaba trabajando en un niño. Él era solo un niño pequeño, un inmigrante de El Cairo, creo. Ectopia Cordis. Eso es cuando naces con tu corazón fuera de tu cuerpo. Estaba poniendo todo en el lugar correcto, dándole la oportunidad de una vida normal.”
“¿Qué lo hizo tan memorable?”
“Lo resentía. Estaba acostado allí, profundamente dormido, como un ángel, y por solo un segundo, consideré simplemente dejarlo. Los doctores podrían haber terminado el trabajo, pero hubiera sido peligroso. Podría haber muerto si lo hubiera dejado sobre la mesa, el trabajo a medio hacer. Lo odiaba.”
Gallant no dijo nada. Frunciendo el ceño, Panacea miró hacia abajo al suelo.
“No, odiaba que él tendría una vida normal, porque había renunciado a la mía. Tenía miedo de cometer un error intencionalmente. Que podría dejarme estropear el procedimiento en este niño. Podría haberlo matado o arruinado su vida, pero habría aliviado la presión. Bajar las expectativas, ¿sabes? Tal vez incluso hubiera rebajado mis propias expectativas sobre mí. Yo… Yo estaba tan cansada. Tan exhausta. En verdad consideré, por el momento más breve, abandonar a un niño para que sufra o muera.”
“Eso suena más que solo agotamiento”, respondió Gallant, en voz baja.
“¿Es así como comienza? ¿Es este el punto en que empiezo a ser como mi padre, quienquiera que sea?”
Gallant dejó escapar un suspiro lento, “Podría decir que no, que nunca vas a ser como tu padre. Pero estaría mintiendo. Cualquiera de nosotros, todos nosotros, corremos el riesgo de encontrar nuestro propio camino por ese sendero. Puedo ver la tensión que estás experimentando, el estrés. He visto gente quebrarse por menos. Así que sí. Es posible.”
“Está bien”, dijo, en voz baja. Esperó a que ella elaborara, pero no lo hizo.
“Toma un descanso. Piensa en ello como algo que tienes que hacer, para recargar tus baterías y ayudar a más personas a largo plazo.”
“No creo que pueda.”
Se sentaron en silencio por unos momentos.
Se volvió hacia ella, “Entonces, ¿qué tiene esto que ver con lo que sucedió en el banco?”
“Ella sabía todo. Esa chica Tattletale. Dijo que es psíquica, y por lo que dijo, lo que sabía, lo creo.”
Gallant asintió.
“¿Sabes cómo es hablar con gente como ella? ¿Como tú? Sin ofender. Construyes esta máscara, te engañas pensando que todo es normal y te obligas a mirar más allá de los peores aspectos de ti mismo... y luego estos Gallants y Tattletales simplemente te desnudan. Te obligan a enfrentarlo todo.”
“Lo siento.”
“Dijiste que no puedes apagarlo, ¿verdad? Realmente no puedo culparte. Es solo… es difícil estar cerca. Especialmente después de lidiar con Tattletale.”
“¿Qué dijo ella?”
“Ella amenazó con hablar sobre cosas. Cosas más difíciles de lo que acabo de contarte, supongo. Amenazó con decirme cosas que simplemente no quiero saber. Dijo que usaría lo que sabía para arruinar mi relación con Victoria y el resto de mi familia”, Amy se abrazó sola.
“Mi hermana es todo lo que tengo. La única persona sin expectativas, que me conoce como persona. Carol nunca realmente me quiso. Mark está clínicamente deprimido, así que por más agradable que sea, está demasiado concentrado en sí mismo para ser realmente un padre. Mi tía y mi tío son dulces, pero tienen sus propios problemas. Entonces somos solo yo y Victoria. Ha sido así casi desde el principio. Ese petulante pequeño monstruo amenazó con separarnos a mi hermana y a mí usando otra cosa más que yo no quería, otra cosa sobre la que no tenía control.”
Gallant comenzó a hablar y luego se detuvo.
“¿Qué?”
“¿Esto… tiene algo que ver con los… sentimientos bastante fuertes que tienes hacia mí?”
Panacea se quedó quieta.
“Lo siento”, se apresuró a decir, “No debería haberlo mencionado.”
“No deberías haberlo hecho”, se levantó y comenzó a caminar hacia la puerta.
“Mira, si alguna vez necesitas hablar…” ofreció.
“Yo-”
“Probablemente no quieras que sea yo, está bien. Pero mi puerta siempre está abierta, y puedes llamarme a cualquier hora. Sólo para que lo sepas.”
“Está bien”, respondió ella. Luego ella se acercó a él y le tocó el hombro, “Listo. Hematomas desaparecidos, retocadas las costillas.”
“Gracias”, respondió, abriendo la puerta para ella.
“Cuida a mi hermana, ¿está bien? ¿Hazla feliz?”, Murmuró, mientras dudaba en la puerta.
“No hace falta decirlo.” Se reincorporaron al grupo principal.
Cada cabeza en la habitación se volvió cuando Panacea tomó el marcador junto a las computadoras. Con una expresión sombría en su rostro, comenzó a llenar la sección de Tattletale de la pizarra.
[1] Golden child:La niña mimada, hija favorita, de la que la familia siempre se pone de lado.
[2]Stinger: Aguijón

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]